» » El ajo, medicinal y amigo de todas las comidas, cultivado en casa

El ajo, medicinal y amigo de todas las comidas, cultivado en casa

1


Sencillito, rústico y milenario, este producto de la naturaleza es capaz de prevenir y aliviar un gran número de enfermedades, además de ser responsable de que las comidas tengan ese gustito único, ese sabor increíble que sólo proporciona él: el ajo. Su cultivo no requiere de grandes cuidados, y por si fuera poco, sus dientes molidos ahuyentan las plagas de las demás plantas. A continuación: cultivo, propiedades y sabores del ajo.

El ajo, familiar de las plantas liliáceas, primo de la cebolla, recibe el apodo de Allium sativum. Propio de esta especie es crear un bulbo, el cual surge alimentado por las propias hojas, que se separa en unidades independientes: los dientes de ajo. Un ajo puede contar desde dos a 15 dientes, dependiendo de los factores ambientales así como de la especie. Cada planta de ajo tiene un ciclo de dos años.

El ajo, medicinal y amigo de todas las comidas, cultivado en casa

Al ajo cultivado sí se le miran los dientes

Sin demasiadas complicaciones a la hora de su siembra, el cultivo del ajo se lleva a cabo a partir de introducir los dientes de ajo en la tierra, regándolo apenas cada quince días. El clima propicio para ello es la primavera, aunque por sus características, el ajo se adapta a las temperaturas invernales. En cualquier caso, es preferible plantarlo durante las estaciones intermedias, cuando el clima es moderado y los días tienen abundante luz.

Un abono nitrogenado puede dar buenos resultados en la siembra del ajo, así como una tierra previamente preparada con abono orgánico. En cuanto al tiempo de crecimiento, la planta de ajo alcanza su esplendor a los cuatro meses de plantada. La señal de que es momento de cosechar el ajo lo dan las hojas, que comienzan a desecarse. ¿Cómo se cosecha el ajo? simplemente jalando de las hojas y sacando el bulbo fuera de la tierra.

Es posible hacer la propia ristra de ajos: el sistema consiste en realizar trenzas con grupitos de tres ajos, previa quitada de hojas, a los que se van agregando tercetos en escala ascendente. Es un buen recurso para dejar secar los ajos en un lugar seco.

Beneficios medicinales del ajo

Entre las muchas ventajas para la salud que supone la ingesta periódica de ajo, podemos mencionar que previene infecciones y enfermedades varias, en tanto que funciona como:

  • Antiséptico, antimicótico y antibiótico natural.
  • Depurador del organismo.
  • Activador de la circulación sanguínea (anticoagulante).
  • Reductor del colesterol, protector de las arterias y el corazón.
  • Expectorante.
  • Antioxidante.
  • Regulador de la tiroides.
  • Antiverrugas.
  • Anticancerígeno.
  • Afrodisíaco.

El ajo en las comidas

El ajo es delicioso como condimento en casi todas las recetas culinarias. Un modo de ingerir ajo diariamentees con panes saborizados, en las riquísimas “bruschetas”. Además, el ajo acompaña estupendamente el sabor de la carne vacuna y de pollo, haciendo especialmente sabrosos los filetes.

Por supuesto, si hablamos del sabor del ajo, no podemos olvidar un manjar como el pesto sobre los tallarines y las pastas.




Articulo por Rocio | Categorizado en Plantas Medicinales, Siembra | 11-10-2012




Puede Interesarte



Busca en nuestro sitio



, , , , ,


(1) Comentarios

ESTA MUY INTERESANTE Y LO PONDRÉ EN MARCHA EN MI CASA. FELICITACIONES

Deja tu comentario en El ajo, medicinal y amigo de todas las comidas, cultivado en casa