Semillas orgánicas para cultivo en tu huerta

Antes de comentar cómo se puede generar un banco de semillas orgánicas en casa, es bueno saber por qué estas semillas son necesarias para la biodiversidad. Esto tiene que ver con los sistemas agrícolas actuales, que funcionan en base a una lógica de alteración de procesos naturales la cual modifica sensiblemente al medioambiente. Las semillas transgénicas, el combustible sustentado en el petróleo, y demás elementos modificantes, conducen a que en el futuro las especies vegetales alteradas no logren adaptarse a los cambios naturales.

Por su parte, existen grandes instituciones destinadas a el resguardo de gigantescos bancos de semillas, a fin de prevenir el desastre ecológico. Sin embargo, los ambientalistas hacen hincapié en la falta de medidas adecuadas para que las especies vegetales se conserven convenientemente.

Cómo almacenar semillas orgánicas

Bueno, para ello es preciso adquirir semillas orgánicas y cultivarlas. Puedes averiguar en tu ciudad, ya sea en los organismos gubernamentales como en los centros alternativos como ser ferias o huertas ecológicas. También puedes visitar la página de “Semillas Madre Tierra”, que tienen envíos internacionales.

MIRA TAMBIEN  Cilantro, Cómo Germinar Semillas y Cultivarlo en Casa

Llegado el momento de recoger las semillas, debe realizarse una selección de las plantas, es decir, extraer las semillas –preferentemente- de aquellas plantas que no tengan hongos. Algunos tips básicos para armar tu propio banco de semillas orgánicas son:

  • Dar prioridad a las semillas que no están recubiertas, o en vainas. Estas deben guardarse para que el medio no las contamine.
  • Las semillas de un fruto podrido no sirven para almacenaje ni cultivo.
  • Para sacar las semillas de un fruto, es necesario que este se seque en la planta. Otro método es dejar secar la pulpa que contiene a las semillas.
  • Algunas semillas, como las del tomate y las del pepino, deben ser puestas a fermentar en agua hasta que se cubren de blanco. Este proceso las purifica de elementos patógenos.
MIRA TAMBIEN  Semilleros para huertas urbanas: Materiales y cuidados

Un modo de asimilar los requisitos convenientes al almacenaje de semillas es pensar en el proceso inverso a la germinación:

  • Lugar seco
  • Temperaturas bajas y frías
  • Espacio oscuro

Una vez secas, las semillas se guardan en sobres o en frascos de vidrio oscuros. El lugar de conservación puede ser el refrigerador. Un método para que no se humedezcan es guardarlas junto con granos de arroz. No hay que olvidar colocar etiquetas en cada recipiente donde se detalle toda la información sobre la planta. Una vez que poseas tu banco de semillas, podrás asistir a las ferias especializadas e intercambiar semillas orgánicas con la gente, realizando así, un gran aporte a la biodiversidad del planeta.

Cristian
Cristian