Epoca y forma de poda de los frutales.

En cuanto a la poda de frutales, en especial los formados en espaldera o cordón se recomienda ir eliminando algunas ramas pero sin exagerar. En lo que se refiere a árboles y arbolitos, cuanto menos poda, mejor.

Se ha dicho que el uso indiscriminado de la navaja o de las podadoras ha ocasionado más pérdidas que ganancias de fruto.

Si un árbol o arbolito fructifica regularmente y está fuerte y bien formado, déjelo a su aire: no se meta en una poda rigurosa durante el verano.

El único recorte que necesita un árbol maduro es el de las ramas que se hacinan en el centro e impiden el paso del aire y la luz.

Los perales formados en espaldera y en palmeta necesitan, por el contrario, un pequeño toque en esta época del año.

Empiece cuando termina la época productiva de frutas y vaya poco a poco. Escalone el trabajo durante cuatro semanas, de forma que no se debilite el árbol por pérdida de una gran cantidad de superficie foliar al mismo tiempo.

Acorte todos los brotes laterales hasta la quinta hoja, a partir de la base, y deje las guías sin podar.

RECIBI GRATIS NUESTRAS NOTICIAS