Cómo proteger las plantas de las heladas

Comenzó el invierno en el hemisferio sur y con ello las temidas heladas que pueden acabar con nuestras plantas.

Cuando esto sucede las hojas se ven marchitas, negras, quemadas por el frío y por ende la planta puede morir.

En este artículo veremos cómo proteger las plantas de las heladas, que recursos son útiles para preservar su salud ante las inclemencias de la época invernal, y así conservarlas intactas para que puedan brillar de esplendor en primavera.

Las heladas

Por lo general esto sucede cuando el cielo se ve limpio, sin nubes y hay bajas temperaturas, es un fenómeno que acontece más que nada por las noches hasta la madrugada.

Las heladas se producen cuando la temperatura del aire que se encuentra a unos 1,50 m. a nivel del suelo es de 0 grados.

El descenso de temperatura es tan brusco que llega al punto de congelación del agua, por lo que el vapor reinante en el aire se congela como hilo en las superficies.

heladas
Foto Pixabay

Cómo proteger las plantas de las heladas

Ante todo hay que considerar que las especies de plantas tropicales o de zonas cálidas deben mantenerse en el interior o a resguardo bajo techo durante el invierno, ya que de lo contrario mueren.

En cuanto a las demás, se pueden poner en práctica estos consejos:

Cubrir las macetas para proteger las plantas de las heladas

Siempre que sea posible, cubrir las macetas con plásticos protectores, los ideales son los que tienen burbujas (que se usan en embalaje), ya que el plástico y el aire contenido en las cápsulas, aumentan la capacidad aislante.

Mermar la frecuencia de riego

Cuando la temperatura es muy baja puede congelarse el agua contenida en el sustrato, por ello las necesidades de humectación que tienen las plantas durante el invierno es menor que en verano.

El suelo debe tener muy buen drenaje y evitar en encharcamiento.

Cubrir las plantas

Las plantas que están en tierra también necesitan protección, y esto se hace de igual modo que con las macetas, con plástico de burbujas o en su defecto uno común.

Agrupar las plantas

Al poner todas las plantas juntas se arma una especie de microclima que mantiene temperatura y humedad. Por ello el poder cubrirlas a todas con una misma capa plástica es de gran ayuda.

Protegerlas del viento

No solo el frío hace estragos en las plantas, el bien to también es responsable de su deterioro. Ráfagas fuertes pueden volcar una maceta o romper una planta, por lo que el resguardo es esencial.

Acolchado en la tierra para proteger las raíces

Las raíces de las plantas también necesitan protección, y la mejor forma de conseguirlo es con un acolchado en el suelo conformado por hojas, secas, corteza de pino, o demás elementos que sirvan de aislante y mantengan las raíces saludables.

Usar una manta térmica

Se trata de una sábana de un material especial que permite respirar a las plantas, mantiene la humedad, es reutilizable y las protege de las heladas.

Se consiguen en tiendas de jardinería y se comercializa con el nombre de velo de hibernación.

Invernadero para proteger las plantas de las heladas

No es una opción práctica para muchos pero quienes lo pueden poner en marcha, es la mejor de todas. La única forma de crear un microclima completamente seguro y prolifero para las plantas cuando las temperaturas son muy bajas, e incluso permite colocar un sistema de calefacción para invernaderos.

Túnel plástico

Alternativa más económica que el invernadero, pero sumamente efectiva. Se puede comprar ya hecho o elaborarlo en forma casera con materiales de fácil adquisición.

Botellones de agua como invernadero

Una forma casera de armar un mini invernadero para plantas bajas, simplemente basta con cortar la parte inferior de la botella y colocarla sobre la planta para protegerla del frio. La ventilación es necesaria, por lo que hay que quitar el tapón durante el día y colocarlo por la noche.

Fuente: info agro

RECIBI GRATIS NUESTRAS NOTICIAS