Cómo cuidar las plantas de las heladas

Cuidar las plantas de las heladas es fundamental para preservar su salud y evitar el deterioro.

El frío es uno de los mayores enemigos de nuestro jardín, y por estos lares estamos comenzando la época más problemática.

Afortunadamente es posible minimizar el daño que las bajas temperaturas pueden causar a los cultivos y plantas ornamentales, utilizando estrategias simples.

En este artículo te cuento como puedes cuidar a tus plantas de las heladas, varias maneras caseras, fáciles y económicas de solucionar este inconveniente.

Cómo preservar las plantas de las heladas

Las plantas que tengas en maceteros puedes colocarlas en sectores reparados del jardín, tanto de las heladas como de los vientos fríos.

Los plásticos de burbuja, esos que se usan para proteger elementos frágiles en un transporte, son también un recurso que puede ayudar a preservar las plantas del frio. Simplemente cubre las macetas con este plástico durante la noche.

Las plantas que están en tierra lógicamente no pueden moverse de sitio, por lo que hay que cubrirlas por las tardes y retirar la cubierta ya entrada la mañana.

MIRA TAMBIEN  Maíz: Cómo es su cultivo en huertas

Para ello se pueden usar plásticos, mantas o sábanas en desuso que hagan de barrera aislante. La idea es cubrir las plantas lo máximo posible, para que las hojas, tallos y raíces estén protegidas.

Las telas anti heladas son un recurso indispensable cuando las temperaturas son excesivamente bajas. El geotextil es un producto que da excelentes resultados como método de emergencia, conservando el calor que se acumula en el suelo durante el día y ayuda a preservar las raíces de las plantas.

Otra técnica es la del Mulching o cubierta del suelo, es básicamente se trata de aplicar una capa de hojas secas, corteza o pinocha, paja o similares alrededor del suelo donde están tus plantas para retener el calor del suelo y proteger sus raíces.

La construcción de un invernadero temporal con estructuras de plástico o mallas rodeando las plantas, para asegurar un ámbito más cálido y protegido, da excelentes resultados en huertos urbanos.

El riego y las heladas

En la época fría del año la necesidad hídrica de las plantas es menor, por lo que hay que disminuir la frecuencia de riego.

MIRA TAMBIEN  Todo lo que siempre quiso saber sobre el morrón, ají morrón o pimiento, y nunca no se animó a preguntarle a Google

Las plantas de exterior se riegan una vez por semana en invierno, ya que la tierra concentra mayor cantidad de humedad porque las temperaturas ambientales son muy bajas.

En cambio, las de interior, se riegan cada 20 días, si se encuentran en ambientes iluminados y sin elevada calefacción, de lo contrario esta frecuencia cambia.

En caso de que el sustrato se vea escarchado por una helada, no se debe regar sino hasta notar que la temperatura ambiental ha aumentado.

Otro detalle importante es nunca mojar las hojas cuando se están regando las plantas para evitar quemarlas por el frío.

El horario más conveniente para regar las plantas es entre las 10 AM y 12 del mediodía, ya que la temperatura ambiental suele ser más amable.

No es recomendable el riego por la tarde noche, ya que, si queda exceso de agua, ésta va a congelarse por la baja temperatura y las plantas pueden verse severamente dañadas.

Recibe Gratis Nuestros Articulos!

Dani
Dani

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *