La Flor más bella, el Jazmín: cuidados y propiedades

Se trata del Jazmín, comprende más de doscientas especies que se dividen en arbustos y trepadores. Quién no ha transitado por los barrios porteños en esos cálidos días de sol con el suave y perfumado dejo que se desprende de su flor.

Origen y descripción

El jazmín blanco, también llamado Jazmín Oficial, Jazminero o Jazmín de verano es un arbusto trepador originario de Persia. Su época de esplendor ósea su florecimiento se da desde el final de la primavera hasta el final del otoño. Comprende hojas color verde oscuro, ubicadas en forma opuesta y flores blancas con un perfume más que intenso, sublime, reunidos en pequeños ramilletes. Los frutos son color negro y muy pequeños, generalmente de dos lóbulos.

Propiedades

Es maravilloso poder apreciar las bondades de esta bella flor para nuestros sentidos, tanto a la vista, por su elegante apariencia decorativa, como también al olfato por su indiscutible aroma fresco y placentero. Sus flores son utilizadas para producir fragancias en perfumería, para aromatizar infusiones, especialmente té, y también en terapias alternativas como la aromaterapia por tener propiedades curativas aptas para calmantes y sedantes.

Cuidados generales

Al ser arbustos trepadores es favorable cultivarlos apoyados sobre muros o en soportes.
Son propicios para cubrir pérgolas, muros y columnas aunque también se los puede plantar en macetas. El sol es gran aliado de esta flor, también es conveniente la semi- sombra y son resistentes al frió. El riego debe ser regular pero no abundante. La frecuencia recomendada  es cada semana o cada quince días. Conviene podarlas al fin de su temporada para lograr una mejor floración para la temporada siguiente.

Recibe Gratis Nuestros Articulos!

Dani
Dani