Rosales, todo lo que necesitas saber para su cultivo

Los rosales son plantas ornamentales ampliamente cultivadas en el mundo entero, no solo por su absoluta belleza, sino también por la enorme diversidad e colores, formas y características que poseen.

En este artículo vamos a conocer un poco de la historia, la que es realmente interesante, así como características de la especie y formas de cultivo.

Un poco de historia de los rosales

Desde el comienzo de los tiempos, las rosas han sido consideradas las reinas de las flores. Los primeros indicios de usos ornamentales de estas plantas datan del siglo XVII a. de C. en la isla de Creta.

Los babilonios, sirios, egipcios, persas, romanos y griegos consideraban que esta flor era símbolo de belleza, y nada errados estaban.

En la antigua Romo su cultivo era intenso, hay evidencia de que los pétalos se empleaban como ornamento y las plantas decoraban los fastuosos jardines, especialmente en una zona denominada Rosetum.

Después de la Edad Media, el cultivo de los rosales fue exclusividad de los monasterios, pero poco a poco se vio reivindicado, tal es el caso de la emperatriz Josefina que poseía una colección de 650 rosales en los jardines del Palacio de la Malmaison en Francia.

Ya en el siglo XIX se empiezan a comercializar variedades de rosas del extremo oriente, en el que ya eran ampliamente cultivadas por los antiguos jardineros chinos desde el año 3 mil antes de Cristo.

La incursión de estas variedades trajo el color amarillo, antes inexistente en Europa.

Taxonomía y morfología de la rosa

rosales
Rosal trepador

Los Rosales pertenecen a la familia de las Rosaceae, y el nombre científico es Rosa sp. En la actualidad hay más de 30 mil variedades, pero los primeros rosales eran muy diferentes a estos, recién en el año 1800 surgió el primer hibrido del té, llamado así porque su aroma se asemejaba a esta infusión.

Las rosas que hoy vemos son fruto de un intenso trabajo de selección e hibridaciones que se vienen haciendo desde hace mucho tiempo, para conseguir mejores variedades, colores, resistencia, aroma, duración de las flores, etc.

El aroma de las rosas

Sin lugar a dudas que el perfume de las rosas es una de las cualidades más apreciadas, según la variedad hay diferentes matices como aroma alimonado, almizclado, a frutas o el típico olor a rosas que todos conocemos.

Cabe destacar que las rosas empleadas comúnmente para ornamento son las menos perfumadas, ya que se emplean híbridos de Té y de la variedad Floribunda.

Tipos de flores en rosales

Se clasifican en:

  • Flores simples: tienen de 4 a 7 pétalos.
  • Flores semidobles: son las que poseen entre 8 y 14 pétalos.
  • Flores dobles: son las que tienen de 15 a 20 pétalos.
  • Flores muy dobles: estas poseen más de 30 pétalos.

El porte de los rosales

Rosal de pie bajo: llega a medir entre 0.40 a 1.20 cm de alto. Generalmente son la rosa Hibrida del Té y las Floribundas.

Rosal Arbustivo: este rosal mide de 0.60 cm a 2 metros  de altura. Poseen flores de menor tamaño pero en gran cantidad.

Rosal Miniatura: este rosal no pasa los 30 cm de altura y posee flores dobles pequeñas pero muy perfumadas y de intensos colores.

Rosal de Pie alto: es un rosal que llega a medir un metro de alto y forma una copa ramificada como un árbol.

Rosal Trepador: un tipo de rosal que m,ide entre 1.80 a 3.5 metros de alto, con un diámetro que va de los 2.5 a los 5 metros. Tiene grandes ramas con floración continua en su mayoría.

Rosal Llorón: es un rosal que se da por un injerto a los 1.50 mts de altura sobre una base fuerte, semejante al rosal de pie alto. Es trepadora, posee ramas péndulas y gran crecimiento.

rosales
Rosal

Uso de los rosales según su porte

Rosal de pie bajo: se deben plantar en macizos a unos 60 cm de la pared y con 50 cm de distancia entre plantas. Las variedades mas idóneas son las floribundas, que se colocan en hileras simples en bordes o en setos.

Rosales arbustivos: se los planta como ejemplares aislados o agrupados hasta 5, con una distancia necesaria de 90 cm para que puedan crecer sus ramas con normalidad.

Rosales miniatura: son tan decorativos que se pueden colocar en macetas o en los bordes de un camino, entre rocas, etc. Se han de plantar a unos 40 a 50 cm de distancia.

Rosales de pie alto: se debe plantar ejemplar aislado sobre césped, también en rincones o en conjunto con otras plantas.

Rosales trepadores: se los usa para cubrir paredes, muros o pérgolas. También es posible colocarlos entre rejas o sobre parrillas.

Rosal llorón: se debe colocar como ejemplar aislado ya que su porte y color, como flores en cascada hacen que sea muy atractivo.

Poda rosales

La poda de los rosales

Según la variedad de la que se trate, la poda es diferente:

Rosa híbrida de Té: hay que quitar tallos secos y las las ramas a un largo de 15 a 20 cm. antes de que comience a brotar.

Rosales arbustivos floribundos: el primer año se poda de igual modo que la hibrida del té, pero a partir del segundo la poda se reduce a quitar ramas débiles o mal formadas, como también las que crecen hacia el interior de la copa.

Rosal de pie alto: la poda tiene que ser mediana, se han de cortar las ramas más altas pero procurando dejar 5 yemas antes del final de las mismas.

Rosal trepador: es necesario acortarlo un tercio antes de que comience a florecer. A final del invierno se deben podar las ramas que dieron flores la anterior temporada y se dejan 4 a 5 yemas. Las que no florecieron deben dejarse porque lo harán durante la primavera.

Rosal miniatura: no se poda, solo se quitan las ramas y flores secas hasta conseguir una mata de forma regular. A los sumo se cortan unos 2 a 3 cm de la copa.

Fuentes: Tus plantas y flores, Info Jardín

RECIBI GRATIS NUESTRAS NOTICIAS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *