Malvón pensamiento: Cultivo, riego y cuidados

El malvón pensamiento (Pelargonium domesticum Bailey) es un híbrido de fácil cultivo de la familia de las geraniáceas y al género Pelargonium, originaria del sur de África, introducida en Europa en el siglo XVII y luego extendida al suelo americano.

Los ejemplares de esta especie se cultivan en jardines, balcones, terrazas y macetas para que luzcan la belleza de sus floraciones que se hacen presentes durante toda la temporada estival.

malvon pensamiento1
El malvón pensamiento es una planta herbácea perenne, erguida y muy ramificada, que desarrolla tallos leñosos que pueden darle una altura máxima de alrededor de 1,5 metros.

Los ejemplares de esta especie lucen hojas redondeadas en el borde superior y agudamente aserradas, y miden de 5 a 10 centímetros.

Una de las características principales del malvón pensamiento son sus grandes flores de unos 6 centímetros de diámetro, que hacen su aparición a fines de la primavera e inicios del verano, manteniendo la floración hasta principios de otoño.

MIRA TAMBIEN  Técnicas de multiplicación de los rosales: Esquejes, semillas e injertos de yema

Las flores se encuentran reunidas en umbelas de tamaño muy variable, dependiendo del cultivar. La misma variedad se puede distinguir en sus colores. que pueden ser rosa, rojo, violeta, anaranjado, blanco o salmón, o una combinación de algunos de ellos. Por la disposición de sus pétalos, la forma y tamaño , se parecen a las flores de algunas azaleas.

Esto permite formar atractivos macizos multicolores, combinando las distintas variedades de éste y otros híbridos de malvón y geranio.

La multiplicación del malvón pensamiento se realiza principalmente por esquejes a comienzos de la primavera o durante el verano, plantándolos al aire libre
El gajo se prepara con un brote terminal cortado con tres o cuatro pares de hojas. Se corta el par inferior de hojas y se unta la base con alguna hormona de enraizamiento, para luego colocarlo en el sustrato húmedo compuesto por turba y perlita o turba y tierra en partes iguales, lo que permitirá que las raíces se desarrollen dentro de las tres semanas siguientes.

MIRA TAMBIEN  Camellia japonica: Cultivo, riego y cuidados

El malvón pensamiento prefiere suelos sueltos, fértiles y profundos, siendo capaz de adaptarse a aquellos levemente arcillosos o compactos, siempre y cuando sean fértiles. Se recomienda asegurar un buen drenaje, ya que los anegamietos con agua afectan negativamente el crecimiento saludable de la planta.

Malvón pensamiento: Cultivo en maceta

Si se va a cultivar en maceta, es conveniente mezclar seis partes de tierra negra, una parte de arena o perlita, y tres pares de resaca de río, lo que no sólo ayudará a impedir los encharcamientos, sino que también le permitirá un buen desarrollo de las raíces, que además necesitarán una profundidad de al menos 20 centímetros.

malvon pensamiento2
En cuanto a la ubicación, el malvón pensamiento es muy agradecido si se cultiva en un sitio con buena exposición al sol, siempre que no se descuiden los riegos, que deben ser moderados, evitando la excesiva acumulación de agua en la tierra.

Ruben
Ruben