» » Lilium speciosum: Características y cultivo

Lilium speciosum: Características y cultivo

0

Conocida por ser uno de los lirios más bellos y resistentes, la Lilium speciosum es una planta originaria de Japón y sur de China que le aporta un importante valor estético a los jardines en los que se cultiva, principalmente a fines del verano y principios de otoño, gracias a sus grandes y fragantes flores.

Los ejemplares de esta especie suelen crecer hasta alcanzar entre 80 y 150 centímetros de alto por 30 centímetros de ancho, con un tallo verde oscuro o marrón púrpura (dependiendo de la variedad) que luce hojas alternas y extensamente lanceoladas.

Lilium speciosum: Características y cultivo


En su versión original, la Lilium speciosum produce flores colgantes de unos 10 centímetros de diámetro, de color blanco con tonos rosados y punteadas con un color carmín oscuro. Asimismo, existen cultivares comerciales que ofrecen otros colores, que van del blanco absoluto al rosa intenso, pero que coinciden en la emanación de un perfume agradablemente suave.

Para un buen crecimiento, esta especie de lirio necesita estar implantada en un suelo húmedo y ácido y en sombra parcial, razón por la cual en algunas regiones templadas se cultiva junto a árboles o arbustos de grandes dimensiones.

Los especímenes de Lilium speciosum se pueden plantar en cualquier momento desde principios de otoño hasta mediados de primavera. La siembra en otoño a menudo los puede ayudar a establecerse mejor antes de que comiencen a desarrollar su nuevo crecimiento de primavera. Sin embargo, la siembra durante esta última estación puede ser una mejor opción en el caso de los suelos que sean pesados o muy húmedos durante el invierno.

En ambos casos, se recomienda elegir un lugar soleado, preferiblemente donde la planta reciba de 6 a 8 horas de sol al día y un poco de sombra ligera en su base. Los bulbos deben plantarse a una profundidad de 15 a 20 centímetros en un sustrato bien drenado, enriquecido con materia orgánica bien fermentada.

Los bulbos de Lilium speciosum deben enterrarse en grupos de a tres, separados a 15 o 30 centímetros de distancia, para asegurar una presentación más llamativa. Una vez establecidas y para mantener un porte erguido, las plantas necesitarán un sistema de soporte o entutorado antes de que aparezcan las flores.

Lilium speciosum: Poda y riego

Se aconseja quitar las flores a medida que se secan para evitar la formación de vainas, asegurándose de este modo que la energía retorne al bulbo, en lugar de a las semillas. Cuando haya finalizado toda la floración, es mejor cortar el tallo directamente debajo de las flores, de modo que quede la mayor cantidad posible de follaje para alimentar el bulbo.

Foto: Ixitixel

Al igual que otros lirios, la Lilium speciosum prospera con el riego regular, especialmente durante los períodos de sequía de verano.


Articulo por Ruben | Categorizado en Flores | 23-12-2018




Puede Interesarte



Busca en nuestro sitio



, , , , , ,


Deja tu comentario en Lilium speciosum: Características y cultivo