Bambú sagrado (Nandina domestica): Características y cultivo

El bambú sagrado (Nandina domestica) es una especie originaria de China y Japón que es ampliamente utilizada como planta ornamental debido sobre todo a la variación cromática de sus hojas durante las distintas épocas del año.

Primeramente, cabe aclarar que en realidad la Nandina domestica no es realidad un bambú, sino que pertenece a la familia de las Berberidáceas, teniendo el aspecto de un arbusto leñoso que crece en forma de mata apretada que en su etapa adulta puede llegar a medir más de 2 metros de diámetro por 2 metros de altura.

nandina domestica0

Las hojas de esta planta son compuestas y perennes, miden 50 centímetros de largo. Cuando son jóvenes, dichos órganos vegetativos tienen la particularidad de teñirse de rojo o rosa brillante al llegar la primavera antes de adquirir el color verde medio propio de la madurez. Cuando se aproxima el momento de su caída, las hojas vuelven a mostrarse de color rojo

Esta evolución cromática de la Nandina domestica se combina estéticamente con la floración que tiene lugar en verano y que se presenta en grandes panojas compuesta por pequeñas flores blancas agrupadas en los extremos de las ramas.

Los frutos de esta especie son bayas de color rojo brillante de 5 a 10 milímetros de diámetro, de aspecto subgloboso (de forma casi globosa), que persisten durante mucho tiempo, incluso durante la temporada invernal. En algunas regiones donde los veranos no son lo bastante cálidos puede darse el caso de que la planta no produzca frutos.

Hablando de condiciones climáticas, la Nandina domestica es un arbusto que puede soportar los fríos intensos, pudiendo sufrir la pérdida de sus hojas recién cuando el termómetro indica niveles inferiores a los -10ºC, e incluso tendría que atravesar un invierno muy duro para que el frío acabe con esta especie.

Nandina domestica: Suelos y propagación

Se trata de una planta que prefiere suelos ácidos a neutros, con un buen nivel de humedad, sobre todo en verano (en invierno es vital que no se produzcan encharcamientos). Puede crecer bien en lugares con sombra parcial y bien protegidos del viento, aunque un poco de sol puede ayudarla a producir una mejor coloración. Algunos cultivares comerciales, como «Fire Power» o «Gulf Stream» son ideales para cultivar en macetas gracias a su menor tamaño.

nandina domestica1

La reproducción de la Nandina domestica puede hacerse por semillas, por división de matas o por esquejes. En el primer caso la germinación se puede producir muy lentamente, de allí que el método más fiable sea la propagación por estacas semi-maduras tomadas en verano y mantenidas en invernadero durante la temporada más fría del año.

RECIBI GRATIS NUESTRAS NOTICIAS