Aceite de Neem Para Combatir Plagas

El aceite de Neem, también conocido como extracto de Neem, se extrae de las semillas del árbol de Neem y es empleado tanto en la agricultura como en la medicina y la cosmética natural.

En su composición encontramos triglicéridos y triterpenoides, es hidrófobo por lo que al ser aplicado sobre las plantas no se quita con facilidad, ni aun cuando llueve.

La efectividad del producto en el control de plagas se debe a que tiene compuestos activos que afectan a los insectos, como ser:

  • Terpenos
  • Azadirona, Nimbolina y Vepinina
  • Amorastaitina y Vilasinina
  • Geduninina
  • Nimbina y Salanina
Aceite de Neem pesticida
Aceite de Neem para combatir plagas. Foto tomada de Freepik bajo licencia CCO.

Al entrar en contacto con las plagas, bloquean el funcionamiento hormonal del insecto haciendo que dejen de realizar sus funciones básicas (comer, aparearse y colocar huevos).

De forma progresiva, el aceite de Neem va reduciendo las colonias de insectos hasta hacerlos desaparecer. De más está decir que funciona por contacto, solo los insectos alcanzados por el producto se ven afectados.

Plagas que combate el aceite de Neem

  • Pulgones
  • Orugas
  • Saltamontes
  • Oruga de la col
  • Ácaros
  • Arácnidos
  • Minadores de hojas
  • Nemátodos
  • Rosquilla
  • Langostas
  • Araña Roja 
  • Mosca blanca
  • Trips
  • Cucarachas
  • Hormigas
  • Caracoles
  • Chinches
  • Termitas
  • Enfermedades fúngicas(hongos mildiu, oídio y roya)
  • En caso de hongos potentes como botritis, alternaria y mancha negra, se lo debe combinar con bicarbonato sódico.
Cultivo organico
Cultivo. Foto tomada de Freepik bajo licencia CCO.

Forma de uso del aceite de Neem

Por riego se diluye 3 a 5 ml por cada litro de agua.

Para rociar se prepara un litro agua tibia con 2 a 5 ml de un jabón potásico u algún detergente orgánico y 3 a 5 ml de aceite de Neem. Siempre la misma cantidad de jabón que de Neem

Para preparaciones más concentradas se debe aumentar la cantidad de Neem y jabón, y en caso de hongos fuertes se agrega 2 gr por litro de agua de Bicarbonato sódico.

La mezcla debe colocarse en un rociador y solo dura 8 horas, por lo que es recomendable preparar lo que se vaya a usar cada vez.

Se debe rociar la planta afectada con la dilución en todas las hojas, sobre todo el reverso, el suelo y las raíces visibles.

Hay que procurar aplicar a la mañana o al atardecer para evitar que el sol queme la planta.

Tratamiento con aceite de Neem

Para prevenir plagas se aplica la dilución cada 15 a 20 días.

Para combatir: se debe rociar la planta cada 4 a 5 días hasta conseguir la eliminación de las colonias. En caso de ser grave, se puede aplicar por riego (sin bicarbonato) además del tratamiento foliar cada 4 días.

Cuidados y recomendaciones

En caso de haber usado azufre en la huerta no se puede emplear Neem sino hasta que hayan pasado unas 3 semanas o más entre aplicaciones.

En el caso del cobre, deben pasar 2 semanas hasta emplear el aceite de Neem, de lo contrario se puede generar una reacción fitotóxica que mate la planta.

Fuentes:

La Huertina de Toni

Sembrar 100

RECIBI GRATIS NUESTRAS NOTICIAS