Reproducir el jazmín

El jazmín es un género de planta muy apreciada por su gran variedad de especies, además de sus cualidades ornamentales y aromáticas. Para su reproducción o propagación, las técnicas más usuales son por esquejes y por acodos.

Jasminum_sambac_Shu_Suehiro

También existe la posibilidad de reproducir plantas de jazmín por semilla, aunque este método requiere una mayor inversión de tiempo, que es el requerido para la germinación, desarrollo y floración de las plantas jóvenes.

Además, debe tenerse en cuenta que existe una alta probabilidad de no obtener plantas exactamente iguales a la planta madre.

Reproducir el jazmín por esquejes o estacas

En cambio, reproducir el jazmín por esquejes es uno de los medios más seguros para obtener ejemplares que repliquen las mejores características de la planta madre.

Básicamente, la reproducción por esqueje, rama o gajo es una forma de crear otra planta utilizando partes vitales de la misma. En el caso del jazmín, es usual la utilización de ramas de madera semidura con hojas, tomadas a fines del verano y puestas a enraizar en invernadero. Algunas especies permiten que se tomen estacas incluso en las épocas frías del año, en aquellos lugares donde el clima sea benigno.

MIRA TAMBIEN  Hierbas aromáticas: La alcaravea (Carum carvi)

Se recomienda tomar un corte de un tallo terminal, preferiblemente en la mañana, aprovechando que en ese momento del día la planta se encuentra en su punto más elevado. Esta tarea se hace cortando horizontalmente la base del esqueje, al que luego se le retiran unos 15 centímetros del extremo del tallo, además de quitarle las hojas.

Una vez hecho esto, se sumerge la base de la estaca en una hormona de enraizamiento (en el mercado se pueden obtener distintos enraizantes)  y se planta en un contenedor lleno de musgo y turba, y se lo cubre con una bolsa de plástico. Esta cobertura ayudará a mantener la humedad del sustrato y puede ser transparente (si el esqueje crecerá en un lugar con poca luz), u oscura (si está al aire libre). Una vez que las raíces comienzan a desarrollarse, se debe retirar el plástico.

MIRA TAMBIEN  Orégano (Origanum vulgare): Características, cultivo y usos

En cualquier caso, es conveniente que el recipiente con el esqueje se ubique en sitio con una temperatura de aproximadamente 21 grados centigrados.

Reproducir el jazmín por acodo simple

Otro método muy utilizado para reproducir el jazmín es por acodo simple, que requiere tomar una rama y enterrarla sin separarla de la planta madre. Por lo general, se suele introducir la tercera cuarta parte de dicha rama en una maceta con tierra fértil, para que con el tiempo pueda criar sus propias raíces, que por lo general  estarán desarrolladas cuando termine la floración de la planta principal.

Es importante que la parte enterrada tenga yemas de donde puedan crecer las raíces y que se la someta a al riego necesario para mantener un buen nivel de humedad.

acodo

Una vez que se compruebe el crecimiento de la parte radicular, se procede a separar la nueva planta de jazmín del ejemplar madre y se la coloca a resguardo del frío.

 

Recibe Gratis Nuestros Articulos!

Ruben
Ruben