Cúrcuma: Sembrado y Cosecha en casa

La Cúrcuma, cuyo nombre completo es cúrcuma longa, es una planta herbácea perteneciente a la familia de las zingiberáceas y es originaria del suroeste de la India.

Es perenne y puede llegar a crecer hasta un metro de altura, posee rizomas ramificados que van del amarillo al naranja y poseen un intenso aroma.

Curcuma en polvo y rizoma. Foto tomada de Freepic bajo licencia CCO

Los usos de la planta son muy variados, desde colorante alimentario en crudo o refinado, hasta incluso en el ámbito médico para tratar diversas enfermedades debido a sus propiedades neuroprotectoras, analgésicas, bactericidas, cicatrizantes, antimicóticas, antioxidantes, entre otras tantas.

El cultivo de la cúrcuma en el hogar

Cultivar cúrcuma en casa no implica ninguna complicación, es bastante sencilla de sembrar y aprovechar sus virtudes.

Al igual que el jengibre, también se cultiva a partir de rizomas (esquejes de raíz), por lo que solo contando con esta parte de la planta podrás tener la tuya en casa. Las dietéticas y tiendas de herboristería la suelen comercializar en estado crudo, y a precios bastante bajos!

Rizomas de Cúrcuma. Foto tomada de Pexels bajo licencia CCO.

Cultivo de la cúrcuma paso a paso:

  • Toma los rizomas que tengan dos o tres brotes y colócalos en tierra abonada, ligeramente húmeda y que posea buen drenaje. Puede ser maceta o bien en el suelo directamente.
  • Procura que el rizoma este con los brotes hacia arriba y a poca profundidad, unos 5 cm máximo de la superficie.
  • Puedes fertilizar la tierra cada dos meses con abono líquido o fertilizante, esto ayudará en el crecimiento de la planta.

Consideraciones

Procura que la planta se encuentre a una temperatura media superior de 20º C y un máximo de 30º C., esto es fundamental para que tu cultivo prospere.

La humedad constante del suelo también es determinante del éxito de tu siembra, recuerda que la planta es originaria de zonas en las que hay constantes lluvias, por lo que la tierra donde plantes el rizoma tiene que estar siempre húmeda.

El suelo ideal para la cúrcuma es el que tiene una estructura franca, es decir que tenga una textura relativamente suelta, se fértil y con una adecuada retención de humedad. Ten en cuenta que puede prosperar en suelos franco arenosos o arcillosos, pero nunca que el suelo llegue al encharcamiento.

En cuanto al PH, el suelo tiene que ser acido, en preferencia 6, pero también soporta menos acidez.

La iluminación es crucial, el sitio donde coloques tu cúrcuma debe poseer buena  iluminación ya que el sol es el que hace engrosar sus raíces y por ende, tienen mayor producción de colorante.

Flor de Curcuma. Foto tomada de Pixabay bajo licencia CCO.

Cosecha de la cúrcuma

Los rizomas demoran unos 8 a 10 meses en madurar, aunque también se pueden consumir las hojas y tallos.

 Ten en cuenta que la raíz la debes cosechar de una vez cuando la planta haya alcanzado su madurez.

Fuente

Club de los jardines de Chile

RECIBI GRATIS NUESTRAS NOTICIAS