Injertos para árboles: de púa y de yema

¿Qué es un injerto?

Es un método de multiplicación, que consiste en unir una planta a otra, para obtener una plantación autónoma formada por dos plantas diferentes. Existen dos métodos de injertos esenciales: el de púa y el de yema. Lo bueno de este método es que la descendencia, mantiene las características fundamentales de una variedad de fruta o planta ornamental.

Es posible realizar injertos múltiples, por medio de estos métodos es decir, con más de una púa y con más de una yema para obtener, por ejemplo, en el caso de un árbol: un manzano con varias variedades de manzanas.

Procedimiento y elementos

Para realizar este método debemos contar con un patron o portainjerto, que es la planta que recibe el injerto y con un injerto o variedad, que es el trozo de tallo o la yema, que se fija al patrón para que se desarrolle y dé ramas, hojas, flores y frutos. Casi todos los árboles ornamentales y frutales se producen por este método.

El patrón o portainjerto pone las raíces y ofrece una mayor resistencia a suelos malos.

Método de yema y de púa

El injerto de yema en T es el más utilizado en la producción de árboles frutales: cerezo, Naranjo, Limonero; Manzano, Peral entre otros. Se injertan yemas de variedades de éstos árboles sobre patrones obtenidos de semillas. El injerto de púa, se injerta sobre el patrón una púa: porción de tallo que lleva varias yemas.

Recibe Gratis Nuestros Articulos!

Cristian
Cristian