Cómo cultivar tu propio árbol de navidad: especies y cuidados

Para los y las amantes de lo natural, qué mejor para estas fiestas navideñas que armar un árbol natural en casa. Tanto si quieres cultivarlo como si lo compras en algún vivero, tener un arbolito vivo para decorar en estas fiestas es una experiencia que enriquece el alma. Dile sí a lo natural, y olvídate de la fiebre del consumo por un rato, con tu árbol para navidad vivo y fresco en casa.

arboles de navidad naturales

Es sabido que en los países del Norte, comprar árboles navideños en «criaderos» es una costumbre de larga data. Sin embargo, los ecologistas han hecho repetidas observaciones acerca de cómo muchas veces estos árboles que se compran para las fiestas, acaban descuidados y, por lo general, en la basura. Por eso, si estás pensando en cultivar o adquirir un árbol navideño natural, es bueno que sigas algunos consejos para su supervivencia y conservación.

Cultivo del árbol navideño: especies

Las especies de árboles que se emplean como símbolo navideño con mayor frecuencia son el pino, el abeto y la pícea; todos ellos de la familia de las pináceas y coníferas endémicas de países nórdicos como el Reino Unido, Escocia, Noruega, etc.

Se trata de especies difíciles de plantar desde la semilla, por lo que se recomienda hacerlo a partir de vástagos o gajos. Estos pequeños retoños de conífera o pinácea requieren de mucho cuidado: principalmente sombra y adecuada humedad antes del trasplante.

Si lo cultivarás en macera, procura una de gran profundidad, para darle espacio a las raíces. A su vez, garantízale a tu árbol navideño un buen drenaje. De hecho, estas plantas crecen mejor en suelos más bien arenosos.

Cuidados para tu árbol navideño

Si adquieres tu pino, abeto o pícea navideños directamente en el vivero, debes considerar algunos cuidados para que tu planta continúe con su desarrollo de manera saludable. Ten en cuenta que cada año tu árbol precisará renovar su maceta para seguir creciendo, hasta el momento en que lo trasplantes a tierra.

No riegues en exceso su árbol navideño, y procúrale sol. Para enriquecerles la tierra agrégale sustrato de humus de lombriz y pinocha. Otra recomendación es ir girando la maceta sobre su eje para que su ramaje crezca parejo. En caso de hongos -dado que es una especie muy propensa a estos gérmenes- sería bueno que adquieras cápsulas fungicidas, que son sencillas de aplicar ya que se colocan directamente sobre la tierra.

 

 

Un pensamiento en “Cómo cultivar tu propio árbol de navidad: especies y cuidados

Los comentarios están cerrados.