» » Cómo calcular el volumen de riego adecuado para un jardín

Cómo calcular el volumen de riego adecuado para un jardín

0


Todo espacio verde necesita, en mayor o menor medida, recibir una dosis extra de agua durante los períodos secos del año, ya que de otra manera las plantas pueden perder brillo y belleza, especialmente durante la floración.

Sin embargo, es importante conocer cuál es el volumen de riego que mejor se adecua a cada jardín, teniendo en cuenta el origen y la calidad del agua, la extensión a hidratar, el clima imperante en la zona, la capacidad de retención del suelo y las necesidades particulares de las especies presentes en el lugar.

Cómo calcular el volumen de riego adecuado para un jardín

riego0

El agua para riego puede tomarse de la red domiciliaria, de un lago, de un pozo, de un barril de lluvia, de una acequia, etc. En la mayoría de los casos es mejor realizar un análisis para determinar la presencia o no de altas concentraciones de sales que podrían afectar el normal crecimiento y desarrollo de las plantas.

Las condiciones climáticas imperantes en la zona donde se encuentra un espacio verde también influyen en el volumen de riego que debe aplicarse. Se estima que los jardines en áreas templadas pueden requerir un promedio de 2000 litros por metro cuadrado al año.

Esta cifra debe aumentar en regiones con climas cálidos y disminuir en lugares donde predominan climas fríos.

En aquellas zonas muy secas o con largas temporadas de sequía se deberá tener cuidado de satisfacer las necesidades permanentes de árboles, céspedes, arbustos y herbáceas. En áreas más húmedas, se debe mantener un riego frecuente de árboles y arbustos sólo hasta el segundo o tercer año posterior a la implantación, mientras que las borduras florales y el césped pueden demandar un riego permanente.

Ahora bien, para saber de que manera se puede distribuir el volumen estándar de riego antes mencionado (2000 litros de agua por metro cuadrado por año), se puede partir de la idea de que cada metro cuadrado del jardín necesitará una cuota de seis litros diarios.

Sin embargo, como no se riega todos los días, la dosis podría repartirse en tres o cuatro riegos semanales durante el verano, lo que representaría una aplicación de 12 litros por metro cuadrado en cada sesión.

Este consumo anual se reduce a menos de la mitad en invierno y se riega solamente una vez por semana. Durante el resto del año, las plantas pueden necesitar alrededor de tres cuartas partes del total anual, distribuyendo las aplicaciones a dos o tres veces por semana, dependiendo esto último del nivel de humedad presente en el jardín por una serie de factores ambientales, como el régimen de lluvias.

El tiempo de duración de cada riego dependerá de la capacidad de infiltración del suelo. Si éste absorbe poco, se deberá regar hasta dos veces por día y evitando los anegamientos. Si el sustrato, por el contrario, presenta una buena absorción, se puede regar por más tiempo, teniendo sólo cuidado de aportar el volumen de agua indicado.

Frecuencia de riego: La importancia mantener el equilibrio

Por lo general, deben evitarse los riegos seguidos y con poco volumen de agua, ya que esto hace que las raíces sólo aprovechen el agua superficial, lo que las sensibiliza altamente ante cualquier sequía e incluso podrían no soportar las exposiciones prolongadas al sol.

riego1

Tampoco convienen los riegos esporádicos y con un volumen de agua mayor al indicado, ya que las raíces no logran desarrollar su cabellera en todo el perfil del suelo, de manera que no podrán aprovecharlos nutrientes disponibles en la parte intermedia del mismo.




Articulo por Ruben | Categorizado en Riego | 29-08-2016




Puede Interesarte



Busca en nuestro sitio



, , , , , ,


Deja tu comentario en Cómo calcular el volumen de riego adecuado para un jardín