» » Plantas suculentas: Henequén (Agave fourcroydes)

Plantas suculentas: Henequén (Agave fourcroydes)

0

El henequén (Agave fourcroydes) es una planta nativa del sur de México y de Guatemala, perteneciente al género Agave, que se cultiva para la producción de fibras para la elaboración de cuerdas y cordeles, y para la producción de bebidas alcohólicas.

Esta especie es en realidad un híbrido obtenido por selección artificial a partir del Agave angustifolia por los mayas. Se presenta como una roseta de hojas con forma de espada de 1,2 a 1,8 metros de largo por 7 a 12 centímetros de ancho, rectas, rígidas, lineares, de color gris-glauco a verde claro que crecen a partir de un tallo grueso que puede alcanzar los 1,7 metros de alto.

Plantas suculentas: Henequén (Agave fourcroydes)

Foto: Michiel1972


Las hojas lucen dientes regularmente espaciados de  3 a 6 milímetros de largo con una espina terminal de 2 a 3 centímetros de longitud. Al igual que las raíces, poseen una gran cantidad de mucílagos que retienen agua, por lo que la planta de henequén puede resistir largos períodos de sequía.

La inflorescencia se presenta en panículas de hasta 6 u 8 metros de alto, compuestas por flores de 7 centímetros y de color amarillo-verdoso. La floración del henequén se produce usualmente después de los 6 a 10 y hasta 20 años, según la variedad y la zona geográfica donde se cultive. Por lo general, se puede observar que la planta emite el escapo floral al final de su ciclo vegetativo, etapa que se inicia cuando las hojas más jóvenes forman una roseta apretada y éstas son estrechas y afiladas y se van cortando a medida que comienza a emerger en el centro de la planta el tallo floral.

La planta produce  rizomas son tallos subterráneos, carnosos y blancos que brotan de la base de la planta, variando en grosor y longitud, poseen numerosas hojas escamosas pequeñas que protegen los brotes que posteriormente producirán retoños. El brote terminal del rizoma, después de un año, da lugar usualmente a un retoño el que forma raíces adventicias, pudiendo así independizarse de la planta madre.

Además de su uso industrial, el henequén puede cultivarse para conformar setos o cercos vivos.

Henequén (Agave fourcoydes): Condiciones favorables para su cultivo

El henequén prefiere las zonas tropicales secas, creciendo mejor en lugares donde las temperaturas diurnas anuales están dentro del rango de 15 a 30 °C, pero puede tolerar entre 10 y 40 °C. Puede resultar dañado por las temperaturas de -5 °C o inferiores. También es recomendable una precipitación anual media en el rango de 900 a  1.250 milímetros, aunque tolera regímenes de lluvia de 700 a 2.500 milímetros.

Requiere un lugar soleado en un suelo bien drenado. Prefiere un pH en el rango de 6.5 a 7.5.

Como especie monocárpica, cada planta de henequén vive varios años sin floración, pero muere una vez que produce la flor. Sin embargo, normalmente se produce un montón de crías durante su vida y éstas continúan creciendo, teniendo un ciclo de vida de 10 a 15 años en un clima cálido.


Articulo por Ruben | Categorizado en Plantas | 27-10-2017




Puede Interesarte



Busca en nuestro sitio



, , , , , , ,


Deja tu comentario en Plantas suculentas: Henequén (Agave fourcroydes)