» » Plantas para jardines rocosos: La Cylindropuntia imbricata

Plantas para jardines rocosos: La Cylindropuntia imbricata

0


La Cylindropuntia imbricata es una especie cactácea nativa de América del Norte (México y EE.UU.) que se cultiva con frecuencia para ornamentar motivos rocosos o jardines de roca, a los que aporta la estética de sus formas y colores.

Aunque su aspecto puede llevar a pensar que se trata de un árbol, en realidad es un arbusto carnoso que en condiciones favorables puede llegar a la altura de un árbol pequeño.

Plantas para jardines rocosos: La Cylindropuntia imbricata

Foto: Southwest Colorado Wildflowers.

En el cultivo, Cylindropuntia imbricata puede crecer hasta alcanzar entre 1 y 2 metros de alto, pero en su ámbito natural puede llegar hasta los 5 metros. Tiene tallos gruesos, cilíndricos, nudosos, lanudos, espinosos que llevan ramas espinosas extendidas o ascendentes.

Las flores, que se producen desde finales de la primavera hasta el verano, son de color rosado oscuro, púrpura o magenta, y miden de 6 a 9 centímetros de diámetro.

Los frutos carnosos de la Cylindropuntia imbricata son amarillos y pueden tener o no semillas, presentando forma de barril con un extremo aplanado, miden aproximadamente 3 centímetros de diámetro y suelen persistir durante el invierno.

Como se señaló en un principio, los ejemplares de esta especie se cultivan como plana ornamental. Antiguamente, los tallos y frutos jóvenes eran secados y comidos por los nativos americanos durante los meses de invierno, cuando escaseaban otras fuentes de alimentación.

Los tallos antiguos de la Cylindropuntia imbricata se se vuelven huecos en el centro, dejando una atractiva envoltura exterior enrejada, y estos segmentos muertos se usan para hacer bastones decorativos y arreglos florales.

Esta planta puede vivir 20 años o más cuando se cultiva en un ambiente satisfactorio, por eso la importancia de crear las condiciones más adecuadas para su crecimiento y desarrollo.

La propagación de Cylindropuntia imbricata se puede realizar por semillas o por enraizamiento de tallos. En el último caso, debe tenerse precaución al manipular las plantas. Además de las espinas más grandes, tienen areolas armadas con muchas púas diminutas y delgadas llamadas gloquídios que se separan fácilmente y se incrustan en la piel. Por ese motivo, para evitar momentos desagradables, es recomendable utilizar guantes pesados y gruesos cuando se trabaja con o alrededor de ellas.

Cylindropuntia imbricata: Suelos y riego

Esta especie prospera cuando se cultiva a pleno sol en suelos arenosos o francos y con un buen drenaje, ya que los encharcamientos pueden tener consecuencias fatales para estas plantas. Puede ser de utilidad cualquier sustrato específico para cactus o, en su defecto, una mezcla de una parte de arena gruesa y una parte de mantillo de hojas.

Foto: SCW

En cuanto a los requerimientos de agua de la Cylindropuntia imbricata, sólo necesita ser regada con moderación cada vez que la tierra esté seca durante la mayor parte del año, suspendiendo totalmente las aplicaciones durante toda la temporada invernal.




Articulo por Ruben | Categorizado en Plantas | 10-03-2017




Puede Interesarte



Busca en nuestro sitio



, , , , ,


Deja tu comentario en Plantas para jardines rocosos: La Cylindropuntia imbricata