» » Corona de novia (Spiraea cantoniensis): Características y cultivo

Corona de novia (Spiraea cantoniensis): Características y cultivo

0


Se conoce como corona de novia (Spiraea cantoniensis) a una planta de la familia de las Rosáceas que es muy utilizada como planta ornamental gracias a su atractiva floración, además del llamativo aspecto que adquieren sus hojas con la llegada de las bajas temperaturas.

Es originaria de China, y posiblemente también de Japón, donde ha sido cultivada para embellecer jardines y otros espacios verdes desde hace siglos.

Corona de novia (Spiraea cantoniensis): Características y cultivo

corona de novia1

La corona de novia se desarrolla como un arbusto caducifolio que forma matas y conserva su follaje desde la base de las ramas. Puede alcanzar una altura máxima de 1 a 2,5 metros de altura, presenta numerosas ramas delgadas, arqueadas, flexibles y glabras.

Su follaje está conformado por hojas alternas, simples, poco pecioladas, generalmente lanceoladas, que miden de 3 a 6 centímetros de largo y lucen un color verde que a comienzos de otoño se torna rojo, sobre todo en aquellos ejemplares que se encuentran muy expuestos a las condiciones climáticas.

Las flores de la corona de novia son hermafroditas, actinomorfas, de alrededor de 1 centímetros de diámetro, dispuestas en corimbos axilares, cada una con 5 sépalos libres, 5 pétalos blancos y numerosos estambres más cortos que los pétalos.

Esta especie incluye distintos cultivares comerciales que pueden producir floraciones rosadas o púrpura, o que son capaces de mantener sus flores durante toda la temporada cálida del año (primavera y verano).

Para tener un desarrollo saludable, la corona de novia necesita cultivarse en un área a pleno sol, aunque también puede crecer en semisombra, pero en este último caso es muy posible que su floración no sea tan abundante y duradera como en el primero.

El hecho de que permanezca a media sombra también puede favorecer la aparición de enfermedades y malezas, ya que por la particular formación de ramas y follaje desde la base resultan plantas difíciles de ralear.

La corona de novia crece mejor si se implanta en suelos fértiles y bien drenados. Si bien puede tolerar bastante bien las sequías, se recomienda someter esta planta a un régimen regular y frecuente durante su época de crecimiento.

La Spiraea cantoniensis puede multiplicarse con facilidad a partir de hacerse a partir de esquejes verdes durante la primavera o el verano, o también mediante la siembra de semillas o la división de matas.

Poda de la Corona de Novia

Algunos expertos recomiendan no podarla, ya que sostienen que si se deja que asuman su hábito de crecimiento natural, la planta terminará formando un atractivo montículo de tallos arqueados y cubiertos por masas de flores de color blanco nieve, púrpura o rosa.

En algunos casos, si es necesario podar, esa tarea puede hacerse justo después de la floración y antes de que los brotes de flor del próximo año se desarrollen.

SpiraeaCantoniensisLanceata

En cuanto a su uso, la corona de novia puede servir para armar bordes combinados con otras plantas de desarrollo arbustivo, como las azaleas asiáticas del tipo híbrido Kurume, que producen flores de color rojo intenso, son capaces de crecer muy bien en espacios limitados, y pueden florecer al mismo tiempo que la Spiraea cantoniensis.




Articulo por Ruben | Categorizado en Plantas | 06-06-2016




Puede Interesarte



Busca en nuestro sitio



, , , , , , , , ,


Deja tu comentario en Corona de novia (Spiraea cantoniensis): Características y cultivo