» » Cómo levantar un seto vivo con arbustos

Cómo levantar un seto vivo con arbustos

0


Los setos vivos son líneas de plantas que forman una barrera o cercado que sirve para proteger, ocultar o dividir espacios, además de contribuir a la regulación climática y a la protección de los suelos.

En su armado suelen utilizarse arbustos, aunque hay casos de formaciones hechas con árboles de buen porte, como por ejemplo coníferas. En este post se darán a conocer algunas recomendaciones sobre cómo implantar especies arbustivas en esas alineaciones, además de consejos que ayuden a su mantenimiento.

Cómo levantar un seto vivo con arbustos

seto

En cuanto a la elección de la especie, es conveniente consultar con viveristas de la zona cuáles son aquellos arbustos que mejor se adaptan a las condiciones ambientales del lugar y que a la vez cumplan con las expectativas del dueño de casa en cuanto a la estética del paisaje, la extensión y el fin utilitario del seto y, obviamente, el presupuesto disponible.

Una vez seleccionado la variedad de arbusto, el lugar donde se levantará el seto y su extensión, se procede a abrir una zanja de no menos de 50 centímetros de ancho por 40 centímetros de profundidad, siguiendo la línea del trazado del cerco.

Durante el trabajo de excavación se separa la primera capa de tierra negra (más fértil) de la segunda más profunda que es de color más claro.

Este último estrato debe reemplazarse por tierra de buena calidad, a la que se enriquece mezclándola con materia orgánica (preferentemente estiércol seco).

suelo poco permeable

En caso de que la tierra del fondo de la zanja sea arcillosa o poco permeable, se recomienda hacer perforaciones en la base cada metro con un barreno hasta un metro más abajo. Esto facilitará la profundización de las raíces de los arbustos, al mismo tiempo que permitirá eliminar el exceso de agua por el riego o las lluvias.

A continuación, se puede proceder a trasplantar los arbustos. Siempre deben elegirse plantas jóvenes, pequeñas, sanas, bien formadas y ramificadas desde su base, ya que se adaptan mejor al lugar y pueden desarrollarse y crecer más rápido.

La implantación del seto vivo se hace colocando de tres a cuatro especímenes por metro lineal para las especies de mayor tamaño y de seis ejemplares por metro para aquellas de menor porte.

Una vez terminado el trabajo de plantación, se aplica un buen primer riego al suelo. La frecuencia posterior dependerá de la o las especies cultivadas, el tipo de suelo y las recomendaciones del viverista proveedor.

La mejor época para implantar un seto vivo es el otoño, para asegurar que los arbustos que lo conforman ya estén bien desarrollados al llegar la primavera y las actividades al aire libre.

Setos vivos con arbustos: Fertilización y poda

Si bien los cuidados y tareas de mantenimiento pueden variar según la especie cultivada, por lo general los setos vivos necesitan ser fertilizados una o dos veces al año, principalmente en aquellos suelos que no pudieron ser mejorados previamente con materia orgánica.

La poda frecuente es necesaria, al menos durante los dos primeros años, con el fin de estimular el crecimiento de las ramas laterales, ensanchar las plantas, densificar el follaje y formar matas apretadas.




Articulo por Ruben | Categorizado en Paisajismo | 08-02-2017




Puede Interesarte



Busca en nuestro sitio



, , , , , , ,


Deja tu comentario en Cómo levantar un seto vivo con arbustos