» » Cómo proteger las plantas del calor excesivo en el verano

Cómo proteger las plantas del calor excesivo en el verano

3

Las altas temperaturas que suelen registrarse durante la temporada veraniega pueden ser tan peligrosas para las plantas como los fríos extremos del invierno. Esto obliga a tomar una serie de medidas para su protección, relacionadas principalmente con el riego, la exposición al sol y la conservación de la humedad en el suelo.

El riego es la actividad más importante en el mantenimiento de un jardín a lo largo el verano, debido a que a mayor temperatura ambiente más rápida será la evaporación del agua.

Cómo proteger las plantas del calor excesivo en el verano

jardin verano1


Por ese motivo, se recomienda regar abundante y profundamente, sobre todo en zonas con climas muy secos, para asegurarse de que el agua llegue más fácilmente a las raíces de las plantas.

Un método acertado para lograr esto es echar el agua lentamente, de manera que se el sustrato se humedezca bien pero sin que se produzcan encharcamientos que estimulen la aparición de enfermedades o la pudrición del sistema radicular o los tallos.

Otro aspecto que es condicionado por la mayor evaporación del agua por las altas temperaturas del verano es el momento del día en que se debe regar. Los horarios ideales para esta tarea son por la mañana temprano, por la tarde después de la puesta del sol o directamente durante la noche.

La aplicación del riego durante esos márgenes de tiempo en que la temperatura ambiente no es tan elevada ayuda a evitar un mayor consumo de agua. Si por diferentes cuestiones no es posible realizar los riegos en esos horarios, debe regarse directamente la tierra y evitar aplicarlos en forma de lluvia.

Al momento de aplicar agua sobre las plantas durante el verano también deben tenerse en cuenta que algunas especies tienen algunos requerimientos específicos en materia de riego, por eso es importante asesorarse convenientemente sobre las necesidades de humedad de cada espécimen.

Cómo conservar la humedad en el suelo durante el verano

Mantener el suelo húmedo y evitar que el mismo eleve su temperatura en demasía es otra tarea a realizar en el jardín durante el verano.

Un método sencillo para lograr conservar la humedad por un mayor tiempo y al mismo tiempo impedir que el sustrato se recaliente por las altas temperaturas consiste en tender una capa de mulching o acolchado de materia orgánica.

Para esta cobertura se puede recurrir a corteza de pino, grava, restos de poda u otros desechos forestales, que disminuyen los requisitos de mantenimiento del jardín mientras se le agrega un valor estético particular.


Articulo por Ruben | Categorizado en Mantemiento Jardin | 27-11-2015




Puede Interesarte



Busca en nuestro sitio



, , , , , , ,


(3) Comentarios

Probé la sugerencia de poner en las pozas de riego un colchón de restos vegetales y DA UN EXCELENTE RESULTADO: hay menos evaporación, por lo tanto, dura más tiempo el riego.

Gracias. Probé la sugerencia de colocar un colchón vegetal en las pozas de los árboles y DA UN EXCELENTE RESULTADO, hay menos evaporación y el riego dura MÁS.

Gracias por la información que nos dan, yo aparte del acolchado vegetal, en la parte superior le coloco hojas de higueria que son grandes y no permite secar rápido el suelo y restos de vegetales y lo mantiene humedo.
En alguna ocasiones coloco costales de polietileno que utilice para transportar estiercol de ganado vacuno.
Gracias…

Deja tu comentario en Cómo proteger las plantas del calor excesivo en el verano