» » Cómo prevenir y eliminar malezas de manera orgánica

Cómo prevenir y eliminar malezas de manera orgánica

0

Las plantas conocidas como malas hierbas son, en realidad, aquellas especies que crecen en los lugares equivocados, que suelen desarrollarse y propagarse con bastante agresividad y pueden afectar el crecimiento de otras plantas del jardín o huerto. Afortunadamente, se puede recurrir a métodos eficaces para deshacerse de las malezas invasoras sin alterar el ecosistema.

Estas técnicas orgánicas de control y erradicación se basan sobre todo en la prevención, que casi siempre será mejor que eliminar las malas hierbas, impidiendo que crezcan y se multipliquen. Para lograr esto, no hay nada más simple que labrar con la azada a principios de la temporada de siembra. A continuación, se puede aplicar mantillo al suelo cuando todavía esté caliente.

Cómo prevenir y eliminar malezas de manera orgánica


Si se está a punto de crear un jardín, se puede preparar el suelo de antemano para que quede libre de malas hierbas. Incluso se puede recurrir a  alfombras viejas y colocarlas directamente sobre el césped al final del verano y dejarlas allí hasta que sea hora de plantar.

La mejor época para eliminar las malas hierbas es en primavera y verano, antes de que se produzca el crecimiento de las semillas de la planta. Se puede dejar que aquellas se desarrollen un poco antes de pasar el rastrillo con cuidado.

Otro método orgánico para erradicar malezas es la denominada escarda térmica, que consiste en la utilización de quemadores de gas que alcanzan ligeramente las adventicias, provocándoles un choque de calor que les ocasiona la muerte. Esta técnica funciona mejor al final del invierno. Sin embargo, es considerada poco conveniente por algunos, debido a su coste económico y energético.

Si el escardado para quitar las malas hierbas se rige por el ciclo lunar, lo mejor es realizar el trabajo en una luna menguante.

Para la limpieza del suelo puede utilizarse casi cualquier herramienta que se tenga a mano, como un viejo cuchillo de cocina. Por supuesto, existen herramientas específicas para esta labor.

Cuando se trata de malas hierbas atrapadas entre losas de hormigón, conviene probar con verter agua hirviendo sobre el área en la que se encuentran las invasoras.

Lo importante: Cubrir el suelo para evitar la autosiembra y germinación de las malas hierbas

Una vez que se ha realizado el primer escardado a gran escala, no habrá necesidad de repetirlo todos los meses. Para ello se debe tratar de no dejar la tierra pelada, pudiendo utilizar para ello plantas cubresuelos (heucheras, hiedras, verónica común, etc.); mantillo natural (cortezas, astillas de madera, grava); una cobertura de plástico; o fertilizantes naturales (trébol encarnado, phacelia, trigo sarraceno, etc.) que tienen la capacidad de ocupar áreas más grandes en lugar de las malas hierbas, y alimentan la tierra en lugar de agotarla.

Debe tenerse presente que, cuando se trata de jardinería ecológica y orgánica, no hay malas hierbas por sí mismas. Si se encuentran en los sitios adecuados, pueden aprovecharse como valiosos indicadores de la naturaleza del suelo, que también sirven para albergar la fauna (especialmente insectos), y algunos incluso pueden proteger sus cultivos de las plagas.


Articulo por Ruben | Categorizado en Mantemiento Jardin | 21-07-2017




Puede Interesarte



Busca en nuestro sitio



, , , , , ,


Deja tu comentario en Cómo prevenir y eliminar malezas de manera orgánica