» » Asfixia radicular: Causas, síntomas y prevención

Asfixia radicular: Causas, síntomas y prevención

1


Se conoce con el nombre de asfixia radicular al proceso por el cual las plantas encuentran dificultad en respirar a través de sus raíces, hecho que se produce cuando el exceso de humedad reduce la disponibilidad de oxígeno en el suelo.

La acumulación redundante de agua en la tierra, independientemente de que sea por poco o mucho tiempo, es la principal causa de este proceso. Por lo general se origina en los riegos muy copiosos, o un régimen de lluvias abundantes, que generan una acumulación de líquido que la tierra no es capaz de absorber o drenar adecuadamente por los altos contenidos. Esto se agrava en aquellos suelos con altos contenidos de arcilla o en terrenos muy planos que imposibilitan la correcta evacuación del agua.

Asfixia radicular: Causas, síntomas y prevención

asfixia radicular1

Foto: Missouri Botanical Garden

La asfixia radicular puede ocasionar detención del crecimiento, clorosis y amarillez de las hojas, defoliación y caída de frutos. En la mayoría de los casos, este proceso viene acompañado por otros males propios del exceso de humedad, como la aparición de hongos que causan la pudrición de las raíces e incluso la muerte de la planta.

La estación climática también tiene su incidencia en el proceso de asfixia radicular de las plantas, pudiéndose verificar que se da con más frecuencia durante el verano que durante las épocas frías del año. Esto se debe a que durante la temporada estival las temperaturas son elevadas obligando a las plantas a respirar de manera más rápida, demandando una cantidad mayor de oxígeno.

Ahora bien, muchas personas creen que debido al calor es conveniente regar en exceso dejando encharcado el terreno, sin saber que con esa medida están restringiendo la presencia del oxígeno en el mismo y condenando a sus plantas a sufrir distintos trastornos fisiológicos, como el cierre de estomas, menor crecimiento de las raíces, inhibición de la fotosíntesis y del transporte de hidratos de carbono, y la disminución de la absorción de macronutrientes, entre otros.

La tierra, por su parte, al pasar demasiado tiempo sin oxígeno, suele adquirir un olor agrio o podrido, algo que debe ser tenido en cuenta cuando se buscan indicios de un posible caso de asfixia radicular.

Prevención de la asfixia radicular

Una de las principales medidas para evitar que las plantas de un jardín o huerto sufran asfixia radicular es asegurar que la textura del terreno permita una buena circulación del aire y el agua, por ello se recomienda tener suelos con bajos contenidos en arcillas.

Las características del relieve del suelo en que se encuentra una planta también son un factor que puede favorecer la acumulación excesiva de agua, por lo que darle al terreno una pequeña inclinación puede ayudar a un mejor drenaje, lo mismo que cultivar algunas especies en camellones o caballetes.

También se puede añadir materia orgánica como compost o estiércol descompuesto para mejorar el drenaje en los suelos arcillosos pesados.

Todo esto debe complementarse con un manejo de riego adecuado a las necesidades de las plantas que habitan el jardín o la huerta.

Debe tenerse en cuenta, además, que una superficie seca no es un verdadero indicador de lo que está pasando en el fondo del sustrato cerca de la raíz de la planta. Para comprobar si verdaderamente hay un exceso de agua y prevenir la asfixia radicular se puede excavar con una pala de mano en la zona cercana a la raíz, o en su defecto se puede enterrar una sonda de suelo.




Articulo por Ruben | Categorizado en Mantemiento Jardin | 24-02-2016




Puede Interesarte



Busca en nuestro sitio



, , , , , , , , , ,


(1) Comentarios

Muy útil y muy interesante este articulo . Bueno saber esto

Deja tu comentario en Asfixia radicular: Causas, síntomas y prevención