» » Pepino: Cultivo, riego y cuidados

Pepino: Cultivo, riego y cuidados

3


El pepino es una planta trepadora originaria de Oriente cuyo fruto de sabor amargo es muy apreciado en ambientes culinarios y cosméticos de todo el mundo. Su cultivo en zonas urbanas puede hacerse en canteros, macetas y huertas y pueden ocupar menos espacio y crecer en mejores condiciones cuando se les permite trepar.

pepino_1

Pepino: Cultivo, riego y cuidados

Para sembrar pepinos, se debe contar con un suelo bien drenado y suelto, con una importante cantidad de materia orgánica y con plena exposición al sol. Las temperaturas ideales se encuentran dentro del rango de 16 a 32 grados centigrados, aunque cuando se cultiva en zonas calurosas (30 a 35 grados) y con buena humedad las semillas tardan solo tres días para germinar.

Para preparar el terreno, es conveniente desmalezarlo totalmente y fertilizarlo con abundante compost o estiércol seco de caballo, recomendándose hacer un hoyo de 30 cm en el lugar en que se va a plantar el pepino y rellenar el hoyo con una mezcla: 1/2 de tierra y 1/2 de compost o estiércol.

En el mercado se ofrecen semillas de distintas variedades, siendo las más cultivadas el pepino corto o tipo español, el pepino medio largo tipo francés, el pepino largo tipo holandés; aunque la variedad Poinsett está ganando cada día más público, gracias a su capacidad de resistencia a las enfermedades y a su ciclo corto, ya que se puede cosechar 45 días después de la siembra.

Si  plantan pepinos en el exterior, la siembra debe hacerse dos semanas después de la última helada y colocar una botella plástica transparente cortada por la mitad sobre las pequeñas plantas cuando aparezcan, para protegerlas del frío.

Las semillas de pepino deben sembrarse en líneas distanciadas a un metro y a golpes, dejando caer cuatro o seis semillas por golpe cada 60 centímetros, cubriéndolas con un poco de tierra. Cuando las plantas comienzan a aparecer en la superficie, es mejor ralearlas para dejar solo dos ejemplares en cada lugar de implante.

La planta de pepino necesita mucha humedad, tanto en su período de crecimiento como en el de floración, por lo que es conveniente mantener el suelo húmedo durante toda la vida del vegetal, algo que le permitirá producir frutos más jugosos. Sin embargo, debe evitarse el estancamiento del agua en las raíces.

Se aconseja mantener los frutos  alejados de la superficie del suelo, colocando un pedazo de plástico o de vidrio debajo de cada planta cuando los mismos aparezcan, para que no se pudran al contacto con la tierra.

La cosecha se realiza a los 45, 60 o 70 días de realizada la siembra (dependiendo de la variedad), cortando a mano el fruto con un movimiento brusco inclinándolo a 90 grados. Es importante no dejar envejecer los pepinos en la planta.

pepinos_en_macetas

Una vez recolectados los frutos, se los puede almacenar durante 10 a 14 días manteniéndolos a 10 grados centígrados con una humedad relativa del aire del 95 por ciento.




Articulo por Ruben | Categorizado en Huerta | 24-04-2014




Puede Interesarte



Busca en nuestro sitio



, , , , , , , , , , ,


(3) Comentarios

Me aparecieron plantas de pepino al hacer una composta y je gustaría saber como cuidarlas, gracias aquí estoy aprendiendo mucho.

muy claro la explicación y completa.- muy buenas fotos ;me encanta el sitio.

es muy bueno la simbra de pepino y tengo en mi casa 5 matitas y las cuydo con remedios caseros para la plaga

Deja tu comentario en Pepino: Cultivo, riego y cuidados