» » Maíz: Cómo es su cultivo en huertas

Maíz: Cómo es su cultivo en huertas

2


Especie gramínea originaria del continente americano, el maíz (Zea mais) se ha convertido en el cereal con el mayor volumen de producción mundial y uno de los más consumidos en distintas partes del planeta. Su inflorescencia femenina, conocida como mazorca, es la que contiene sus característicos granos agrupados a lo largo de un eje.

Esta especie vegetal puede cultivarse en una huerta y se caracteriza por ser de muy rápido crecimiento, aunque para un desarrollo exitoso es necesario que el cultivo tenga lugar en una zona climática tropical o templada, debido a que necesita de una provisión abundante de luz solar y no tolera las heladas.

Maíz: Cómo es su cultivo en huertas

maíz1

El primer paso para cultivar maíz en una huerta es conseguir las semillas, que son los granos secos y que pueden obtenerse en tiendas especializadas (aunque la mayoría de éstas ofrecen versiones híbridas), o extraerlas directamente del área central de las mazorcas orgánicas secas, grandes y saludables, si se desea tener la posibilidad de obtener semillas propias para futuros cultivos.

Este cereal demanda suelos arenosos o arcillosos, húmedos, fértiles, bien drenados y enriquecidos con materia orgánica.

Debido a que la planta de maíz necesita de una buena dosis de luz solar, es conveniente ubicarla en lugares donde pueda recibir sol ocho horas o más a lo largo del día, algo muy necesario para favorecer su desarrollo vegetativo que tiene lugar en primavera y verano.

Para su cultivo en huerta, la siembra se realiza directamente al suelo durante la segunda mitad del invierno, con lo que se limita el riesgo de ataques de plagas y enfermedades. Se recomienda depositar dos semillas en un hoyo entre unos 2.5 y 5 centímetros de profundidad y con un margen de distancia de 25 centímetros entre plantas, y de 70 centímetros entre hileras, con el fin de facilitar la polinización por efecto del viento.

La germinación del maíz, por lo general, se produce en el transcurso de la segunda semana. Si se da el caso de que las dos semillas sembradas en el mismo espacio hayan germinado, se debe eliminar la planta que demore más en hacerlo.

Entre la siembra y la germinación, el riego debe hacerse dos veces al día, y luego de ese período se debe aumentar la cantidad de agua, pero sólo aplicándola durante la mañana y en la zona de la raíz. Es importante que esa frecuencia en el suministro de agua no se interrumpa ni decrezca durante los 20 días anteriores y posteriores a la floración de la planta.

Cultivo de Maíz. Polinización manual y cosecha

Saber identificar correctamente la floración femenina del maíz es importante para el proceso de polinización manual si se desea que produzca la totalidad de sus granos. Este órgano se reconoce por la barba o inflorescencia de color oscuro que se forma en el extremo de la espiga que luego se convertirá en la mazorca.

Flor hembra del maíz

Flor hembra del maíz

Cuando la flor hembra se desarrolle completamente y adquiera el color violeta claro u oscuro característico, se debe colocar sobre la flor macho (que se encuentra al final del tallo) una bolsa de papel madera y luego se sacude la espiga con cuidado para recolectar el polen.

A continuación, se derrama suavemente el polen sobre la espiga hembra, asegurándose de que que el mismo tome contacto con todos los filamentos.

La cosecha del maíz, que siempre debe realizarse en horas de la mañana aprovechando la baja temperatura, tiene lugar generalmente a los 80 días de producida la germinación.




Articulo por Ruben | Categorizado en Huerta | 28-04-2015




Puede Interesarte



Busca en nuestro sitio



, , , , , , , , , , ,


(2) Comentarios

Buenos días y muchas gracias por su pagina, tengo un cultivo de maiz, y una plaga de taltuzas en el que no me dan tregua, conocen de algun metodo efectivo para eliminar el daño?

muchas gracias

Si el lugar de cultivo no es muy grande puedes recurrir a un remedio casero que consiste en rociar la borra de café dentro de los túneles creados por estos animales y cubrir con tierra, o incluso puedes mezclarla con la tierra de la huerta. El olor del café ahuyentará a estos animales.
También puedes apelar a un recurso tecnológico que son los ahuyentadores o repelentes ultrasónicos y vibratorios que generan señales que asustan a las taltuzas y otras especies de roedores . Estos artefactos se entierran en el suelo, operan a baterías o con carga solar, y dependiendo del modelo, pueden cubrir hasta un máximo de 750 metros cuadrados.
Saludos y gracias por tu consulta.

Deja tu comentario en Maíz: Cómo es su cultivo en huertas