» » Huertos orgánicos en espiral: Una ingeniosa técnica de permacultura

Huertos orgánicos en espiral: Una ingeniosa técnica de permacultura

1

La técnica de cultivo de plantas hortalizas, medicinales y aromáticas en espiral es un muy útil cuando se busca la manera de contar con un huerto altamente productivo y diverso, además de obtener un atractivo recurso ornamental que también permite ahorrar espacio.

huerto espiral

Huertos orgánicos en espiral: Una ingeniosa técnica de permacultura

Los huertos en espiral se construyen por lo general en espacios de aproximadamente 2 metros de diámetros, en los que se van construyendo canteros en espiral delimitados con piedras y rellenados con tierra abonada hasta alcanzar cuatro niveles o pisos, alcanzando generalmente el metro de altura.


En dichos canteros ascendentes se cultivan casi todas las plantas que se estimen necesarias, ubicándolas de acuerdo con la configuración botánica de cada una de ellas, teniendo en cuenta sus características particulares y su competitividad por los recursos de la tierra su facilidad de asociación.

Huertos orgánicos en espiral- Ventajas

La técnica de cultivo en espiral tiene ofrece una serie de características que llaman la atención de los horticultores:

  • La forma de espiral hace que, al ir subiendo, vaya generando diferentes tipos de sombras mientras circula el sol , produciendo diferentes microclimas durante el día en el huerto.
  • A medida que la espiral asciende, también va subiendo la cantidad de materiales orgánicos que se colocan en su interior, creando un suelo muy rico en nutrientes para las plantas.
  • La distribución de un huerto orgánico en espiral permite obtener orientaciones y drenajes variables, que contribuyen a la estabilidad del mismo.
  • La diferencia de altura que se registra desde la parte mas baja (más cercana al agua) hasta la superior (más cercana al sol) permite que se puedan producir, en una misma zona de cultivo, plantas que requieren distintos niveles de humedad.

Huertos orgánicos en espiral: Construcción básica

La forma básica de construir un huerto orgánico en espiral  consiste en utilizar piedras en un parterre, en forma circular de 1,60 a 2 metros de diámetro, hasta llegar a una altura de un metro. El trabajo se comienza delimitando el círculo exterior con piedras y se le va agregando tierra en forma concéntrica a la vez que se va subiendo la altura de la espiral. Las plantas se cultivan en las porciones de tierra delimitadas por las paredes de piedra.

Espiral de aromáticas propuesto por Sergi Caballero.

Espiral de aromáticas (Crédito: Sergi Caballero)

Al comienzo de la figura es conveniente instalar un estanque de agua, que debe quedar ubicado en posición donde circula el sol cargado hacia el oriente, para que así esté en armonía con relación a la rotación terrestre, para que las plantas puedan recibir la luz solar el mayor tiempo posible durante el día.

Este reservorio de agua, además de dotar al huerto en espiral de un constante suministro de humedad, también puede servir para el cultivo de especies vegetales acuáticas y para la cría de pequeños peces y anfibios (ranas o sapos), muy útiles para la purificación del agua y para el control de insectos, respectivamente.


Articulo por Ruben | Categorizado en Huerta | 07-08-2014




Puede Interesarte



Busca en nuestro sitio



, , , , , , , , ,


(1) Comentarios

Muy bueno

Deja tu comentario en Huertos orgánicos en espiral: Una ingeniosa técnica de permacultura