» » Nociones básicas para preparar huerta en casa. Parte I

Nociones básicas para preparar huerta en casa. Parte I

2


Preparar una huerta en casa es una idea que puede tener muchos fines: disfrutar de consumir frutas y verduras frescas, sin pesticidas ni químicos, realizar un emprendimiento laboral, hacer un trabajo escolar o simplemente utilizar nuestro tiempo libre en algo productivo.

El primer paso para preparar una huerta es pensar de antemano en algunos aspectos que te ayudarán a concretar este proyecto de la mejor manera. Uno de los aspectos a tener en cuenta es la superficie del terreno, la cantidad de especies que te guste comer y ayuda mucho tener un boceto en papel en donde se puedan plasmar en qué lugar de la huerta irá cada especie teniendo en cuenta el tamaño de cada una de estas.

Nociones básicas para preparar huerta en casa. Parte I

Una vez delineado esto, es necesario abonar bien el suelo con fertilizantes naturales que hagan del suelo rico para cultivar, para ello conviene leer algunos de los artículos de flor de planta para saber qué nutrientes necesita el suelo. También se puede utilizar un abono preparado de residuos de cocina orgánicos, estiércol, yuyos y cenizas.

Luego de esto, se debe remover la tierra con una pala plana y emparejar y nivelar el suelo con un rastrillo.  Una vez abonado el terreno, se requiere hacer las parcelas para cada cultivo. El segmentar así el terreno favorecerá el cultivo. Se pueden hacer las divisiones con sogas o hilos gruesos. Primero necesitarás cercar el perímetro de la huerta. Para ello, puedes utilizar una carretilla para transportar todos los materiales necesarios. La cerca puede ser de madera. No conviene cercar la huerta con árboles y arbustos muy altos pues estos le quitarán la luz y los nutrientes necesarios a los cultivos de la huerta.

¿Qué cultivos se pueden plantar? Hay muchos. Pueden ser hortalizas aromáticas como ruda, romero y tomillo, que se pueden sembrar en todo el año. No obstante hay ciertos cultivos que solo deben ser plantados en una época especial, en su correspondiente tiempo de siembra. Por ejemplo, entre los meses de agosto y enero que corresponden a la primavera-verano del hemisferio sur se puede plantar lechuga rabanitos, tomates, coliflor, espinaca y perejil. De julio a febrero pueden plantarse cebollas de verdeo, radicheta y remolacha, entre otros.

El zapallo y la acelga se plantan directamente en la huerta porque son de semilla grande  mientras que otros cultivos de semilla pequeña como el tomate o la erenjena se cultivan en almácigos  y cuando el tallo es de alrededor 1 centímetro se puede transplantar al lugar de la huerta elegido.  La siembra se hace cada diez a quince días. No es aconsejable plantar todos los cultivos juntos sino ir plantando de a uno cada dos semanas.

En la segunda parte de este artículo veremos qué otras especies se pueden cultivar y como mantener la huerta para que funcione todo el año y no se nos arruinen los cultivos.




Articulo por admin | Categorizado en Herramientas Jardineria, Huerta | 28-01-2012




Puede Interesarte



Busca en nuestro sitio



, , ,


(2) Comentarios

Deseo saber en que meses florece el romero

Hola!!!! estoy por empezar a hacer una pequeña huerta en mi casa en un almácigo.
compre: lechuga, acelga, albaca y rucula.
me gustaría que me asesores para saber quien va al lado de quien. van a estar una al lado de la otra.
desde ya muchas gracias!!!! esperemos porder disfrutarla! que salga algo ja!!!
saludos Natalia

Deja tu comentario en Nociones básicas para preparar huerta en casa. Parte I