» » Arándano azul: Cultivo, riego y cuidados

Arándano azul: Cultivo, riego y cuidados

1

El arándano azul (Vaccinium corymbosum) es una planta frutal de aspecto arbustivo originaria del hemisferio Norte que puede cultivarse tanto en macetas como en pequeños jardines y huertos urbanos, para disfrutar tanto de sus exquisitos frutos como de la belleza de su follaje durante otoño e invierno.

arandanos azules

Arándano azul: Cultivo, riego y cuidados

Son arbustos de aspecto compacto que, dependiendo de la especie o variedad, pueden alcanzar alturas que van desde unos pocos centímetros a varios metros. Por ejemplo, la V. stenophyllum usualmente alcanza los 35 centímetros de alto y en pocas ocasiones llega a los 65 centímetros.


Las hojas simples tienen una forma de ovalada a lanceolada, y generalmente son de color azul-verde durante el verano y se vuelven púrpuras cuando llega la temporada fría. Las flores blancas se producen en racimos, son pequeñas, no miden más de 5 milímetros de largo y tienen forma acampanada.

Los frutos, muy requeridos por su exquisito sabor y su valor vitamínico, también son blancos al principio, para luego adquirir un tono rojizo-purpúreo hasta adquirir un color azul-morado cuando maduran totalmente.

Los ejemplares de arándano azul deben cultivarse en en suelos que tengan un pH de entre 4.3 y 5.5, aunque siempre es conveniente consultar con el proveedor de los plantines para determinar cuál es el nivel más adecuado para éstos, ya que la presencia de niveles más altos puede resultar perjudicial para el crecimiento de la planta y su follaje.

Es conveniente que la tierra sea limosa a franco-arenosa, con una elevada cantidad de materia orgánica que ayude a retener la humedad, pudiendo aplicarse una espesa capa de hoja de pino o paja. Es importante que el suelo tenga un muy buen drenaje que ayude al crecimiento de las raíces del arándano azul, al mismo tiempo que permita un elevado contenido de oxígeno en el sustrato.

La época indicada su plantación es el período de otoño-invierno, enterrando los pequeños ejemplares de arándano azul con una distancia de un metro entre cada planta y de 3 metros entre hileras. Durante los dos primeros años de desarrollo se recomienda colocar una cobertura plástica.

Respecto de su ubicación, se acostumbra plantarlos en las zonas sombrías del jardín o huerto, asegurándose de que no se encuentren expuestos a la acción del viento que puede ocasionar la caída de los frutos o daños en la superficie de los mismos.

Arándano azul: Cuidado con el riego

En cuanto al riego, el arándano azul requiere agua de buena calidad que no presente salinidad ni exceso de calcio, boro y cloro, siendo el agua de lluvia la más indicada (aunque si no se dispone de ella no queda otra que recurrir al agua de grifo).

Flores de arándano azul (Foto: Rob Hille)

Flores de arándano azul (Foto: Rob Hille)

Las plantas jóvenes pueden demandar cantidades adicionales de agua en épocas de sequía, algo que también ayuda a acelerar su entrada en producción.

Es importante que la zona que rodea la raíz del arándano azul se mantenga siempre húmeda, pero deben evitarse encharcamientos porque esta planta es muy sensible al exceso de humedad.


Articulo por Ruben | Categorizado en Frutales | 25-03-2015




Puede Interesarte



Busca en nuestro sitio



, , , , , , , ,


(1) Comentarios

tengo arandanos , se cayeron todas las hojas tiene el fruto solo y muchos brotes nuevos

Deja tu comentario en Arándano azul: Cultivo, riego y cuidados