» » Hibiscus Syriacus: Cultivo, Cuidados Y Riego

Hibiscus Syriacus: Cultivo, Cuidados Y Riego

0


El Hibiscus Syriacus es una planta originaria de Asia, cuyo porte y permanente aspecto florido lo convierten en un elemento ideal para ornamentar los jardines, donde se pueden cultivar aislados, en grupos, o como setos libres.

hibiscus_Syr_1

Hibiscus Syriacus: Cultivo, Cuidados Y Riego

Esta especie floral, también conocida como rosa de Siria o altea, se presenta como un arbusto caducifolio densamente ramificado que puede alcanzar hasta los tres metros de altura, aunque también puede formarse como un árbol de tronco alto y copa pequeña, que resulta ideal para alineaciones en calles estrechas. También puede ser muy útil como cobertura o pantalla.

Los Hibiscus Syriacus pueden ser cultivados a partir de semillas, pero las plántulas podrían no tener exactamente el mismo color de las flores que el ejemplar padre. También pueden auto-sembrarse agresivamente en condiciones óptimas de cultivo.

Existe una gran variedad de cultivares comerciales (algunos de ellos estériles) que amplían en gran medida las opciones de color de flores disponibles para esta planta para incluir tonos de blanco, rosa, rojo, malva y azul.

Su floración va desde fines de verano a mediados de otoño, aunque en algunas zonas la aparición de las flores se produce durante la primavera. Estas tienen una breve existencia que dura aproximadamente un día, pero esto se compensa con el hecho de que la producción floral del Hibiscus Syriacus es permanente y abundante.

Los ejemplares de Hibiscus Syriacus crecen con facilidad y tienen una mejor floración cuando se encuentran en suelos húmedos bien drenados y orgánicamente ricos, y ubicados a pleno sol; aunque también puede crecer en suelos pobres y tolerar tanto el calor extremo del verano como las heladas.

Mientras la planta es pequeña se recomienda podarla poco, para que vaya adquiriendo la forma y vaya desarrollando un potente sistema radicular que es el que después le dará la energía necesaria cuando se la someta a podas más fuertes, que suelen realizarse sobre las plantas grandes en primavera.

También se recomienda podar de nuevo a dos o tres yemas a finales de invierno para ayudar a que se produzcan flores más grandes.

Flor de Hibiscus Syriacus. Autor: Eric Kounce

Flor de Hibiscus Syriacus. Autor: Eric Kounce

Por lo general, las plantas de Hibiscus Syriacus no presentan grandes problemas de plagas y enfermedades, aunque algunos cultivares pueden ser vulnerables a las manchas foliares, el tizón, las royas y los áfidos.

Ocasionalmente pueden ser atacados por insectos como los escarabajos japoneses, la mosca blanca y los pulgones, siendo los primeros capaces de dañas severamente el follaje si no se los controla.




Articulo por Ruben | Categorizado en Flores | 15-10-2013




Puede Interesarte



Busca en nuestro sitio



, , , , , , , , , , ,


Deja tu comentario en Hibiscus Syriacus: Cultivo, Cuidados Y Riego