» » Calas: Consejos para su cultivo y cuidado

Calas: Consejos para su cultivo y cuidado

2


La cala (Zantedeschia aethiopica) es una planta herbácea de follaje perenne, originaria del Sur de África, que puede cultivarse tanto en tierra como en un medio acuático, en interiores como en exteriores, y que se destaca por su belleza y elegancia.

cala1

Calas: Consejos para su cultivo y cuidado

Las calas son plantas sin tallo, cuyas flores y hojas se elevan directamente a partir de rizomas. Por lo general crecen hasta alcanzar los 120 o 150 centímetros de altura y disponen de grandes hojas en forma de punta de flecha y pequeñas flores muy vistosas que consisten en un espádice de dedo amarillo rodeado por una espata blanca brillante con forma de cucurucho o embudo, que brota por encima de un tallo sin hojas

Por lo general, los ejemplares de esta especie se cultivan como planta de interior, en macetas de unos 15 centímetros de diámetro, pero también es muy frecuente su uso en jardines, formando grandes matas de unos 70 cm de altura, a media sombra o a plena luz. También existe la posibilidad de cultivarlos con sus rizomas sumergidos en estanques o en jardines acuáticos, sobre todo en aquellas zonas donde se registran temperaturas elevadas.

Si bien las calas pueden soportar temperaturas de hasta 10 grados bajo cero, es necesario tomar recaudos para que la escarcha no las destruya, por lo que se recomienda trasladarlas a interiores durante la temporada invernal, antes de la primera helada, colocándolas en contenedores. En esa época se puede seguir disfrutando la belleza de las calas, colocando la maceta cerca de una ventana con luz brillante indirecta.

La cala produce sus floración a principios de la primavera, prolongándose hasta el verano. Durante esa época, en los casos de plantas cultivadas en tierra, se debe mantener el sustrato húmedo, aumentando el riego cuando haga más calor. Cuando se las cultiva en macetas, a partir del verano, hay que reducir el riego gradualmente y cuando las hojas se empiecen a poner amarillas hay que cesar completamente el riego.

Si se desea asegurar que la cala en interior produzca más flores, la planta necesitará luz brillante con algo de sol directo.

La propagación de la cala se realiza por rizomas, los que pueden dividirse durante el otoño, plantándolos a 2 centímetros de profundidad, en un sustrato que debe mantenerse ligeramente húmedo hasta que broten.

cala2

Las principales plagas que pueden afectar a las calas incluyen:

  • Trips: Afecta especialmente a las flores, produciendo pequeñas manchas y decoloraciones.
  • Pulgones: Pueden producir deformaciones de hojas y flores, a la vez que segregan melaza que facilita la presencia del hongo de la negrilla, el cual provoca manchas en las flores dejándolas inservibles.
  • Acaros: Los síntomas se manifiestan con un marchitamiento de las hojas jóvenes y, si el ataque es más severo, con el amarillamiento de las hojas adultas y la presencia de telarañas en la planta.

Ante la aparición de estos indicios, es conveniente recurrir a un vivero o tienda especializada, donde se puede obtener el medio de control biológico o químico más adecuado para afrontar la amenaza.




Articulo por Ruben | Categorizado en Flores | 21-07-2014




Puede Interesarte



Busca en nuestro sitio



, , , , , , , , , ,


(2) Comentarios

Muy utiles los consejos y barbara la pagina muchas gracias.

gracias por estos consejos, ya que tengo dos plantas calas una amarilla y una rosada, y no savia como cuidarlas pero con esta pagina ya me da los consejos necesarios para hacerlo, ya que su precio es un poco alto, muchas gracias

Deja tu comentario en Calas: Consejos para su cultivo y cuidado