» » Aquilegia vulgaris: Cultivo, riego y cuidados

Aquilegia vulgaris: Cultivo, riego y cuidados

0


Conocida popularmente como aguileña común, colombina o copa de rey, la Aquilegia vulgaris es una especie nativa de Europa, muy apreciada como ornamento de jardines, gracias a los colores y formas de sus flores, y a la facilidad de su cultivo.

Se trata de una planta perenne herbácea floreciente, capaz de crecer hasta 1,2 metro de altura, con tallos ramificados y finamente peludos reunidos en matas.

Aquilegia vulgaris: Cultivo, riego y cuidados

molekuel1

Foto: Molekuel

Las hojas de la Aquilegia vulgaris pueden ser triternadas, teniendo cada una de ellas tres grupos de tres foliolos de color verde azulado oscuro. Las flores aparecen generalmente a fines de primavera y principios de verano, y se presentan lisas o bicolores en varios tonos de púrpura, azul, rosa, malva y blanco.

Cada tallo floral erecto puede medir de 3 a 6 centímetros de largo, con varias flores que surgen agrupadas.

Debe tenerse en cuenta que esta planta es un miembro de la familia de las Ranúnculas, y como tal, todas sus partes, incluyendo las semillas, son venenosas si se ingieren. Como muestra de su poder, las semillas trituradas y secas, convertidas en polvo, se usaban como eficaz piojicida.

Es posible que la inhalación del polvo de las semillas trituradas o la absorción de aceites derivados de ellas cause intoxicación.

En jardinería, las características particulares de la Aquilegia vulgaris la convierten en una buena opción a la hora de ornamentar macizos o borduras, principalmente cerca de arbustos de hoja caduca, arbustos de tierra de brezo o entre otras plantas perennes.

Cabe aclarar que, aunque esta especie es considerada perenne, algunos de sus cultivares comerciales pueden ser de corta duración y por lo tanto es mejor tratarlas como plantas bienales.

Para crecer y prosperar sin dificultades, la Aquilegia vulgaris necesita cultivarse en un suelo fresco, rico en humus y bien drenado (aunque puede tolerar sustratos inundados), ubicándola preferiblemente en sitios con semisombra, reproduciendo de este modo las condiciones en las que crece en su ámbito natural.

En cuanto a las temperaturas , estas plantas se caracterizan por tolerar niveles inferiores a los -15ºC.

Las semillas de la Aquilegia vulgaris tienen una alta capacidad de resiembra natural, lo que le permite propagarse fácilmente alrededor de la planta madre. Otra alternativa consiste en germinar las semillas en macetas o en cajonera fría para luego proceder al trasplante de los jóvenes especímenes durante el otoño.

Aquilegia vulgaris: Condiciones de riego

Como se trata de una planta que necesita agua de manera casi constante, la misma debe ser sometida a riegos tres veces por semana, teniendo cuidado de no mojar las hojas, ya que ello favorecería el ataque de enfermedades causadas por hongos parásitos y también por babosas y caracoles.

En caso de sequía, es importante llevar adelante un riego más copioso sobre la tierra en la que se encuentra la Aquilegia vulgaris.




Articulo por Ruben | Categorizado en Flores | 18-11-2016




Puede Interesarte



Busca en nuestro sitio



, , , , ,


Deja tu comentario en Aquilegia vulgaris: Cultivo, riego y cuidados