» » Anémona Coronaria: Cultivo, riego y cuidados

Anémona Coronaria: Cultivo, riego y cuidados

0


La anémona coronaria es una planta herbácea perenne muy utilizada con fines ornamentales en jardines y macetas, gracias a la gran variedad cromática de sus flores- de aspecto muy similar al de las amapolas-, a la facilidad de su cultivo y a una muy buena resistencia contra plagas y enfermedades.

Anemone_coronaria_The_Governor_A_Barra

Foto: A. Barra

Anémona Coronaria: Cultivo, riego y cuidados

Las anémonas coronarias se desarrollan bien en suelos arcillosos, bien drenados, ricos en humus y con una buena exposición a la luz solar (sobre todo los cultivares que tienen su floración en primavera-verano), aunque pueden crecer muy bien en semisombra.

La técnica más común de cultivo de esta especie es mediante bulbos o rizomas, que suelen plantarse durante la temporada otoñal en el suelo preparado y bien abonado a una profundidad de 5 centímetros y con 10 centímetros de separación entre cada uno de ellos.

Al momento de colocarlos en los hoyos se debe verificar que las raíces estén bien planas, tapándolos luego con tierra sin apisonarla en demasía. Esta recomendación corre para el fondo del agujero donde se deposita el bulbo, ya que una superficie muy compacta podría dificultar la penetración de la raíz en el sustrato.

Otra medida aconsejable para mejorar el crecimiento del área radicular de la anémona coronaria es dejar los bulbos reposando en agua las 24 horas inmediatamente anteriores al trabajo de plantación.

A continuación, se debe proceder a regar la tierra de manera abundante, algo que se repetirá durante la época de floración. La cuota de agua deberá ir reduciéndose a medida que la planta vaya secándose.

A pesar de tratarse de una especie de una rusticidad destacable, la anémona coronaria puede sufrir el efecto de las heladas, por lo que se debe colocar una cubierta protectora plástica durante el invierno, cuidando que la misma no entre en contacto directo con el vegetal, para evitar la aparición de enfermedades por exceso de humedad.

Hablando de enfermedades, esta especie resulta particularmente vulnerable a la roya, el mildiu y la antractnosis, todas ellas afecciones derivadas del accionar de diferentes hongos que no sólo pueden afectar la estética de la planta, sino que también ponen en riesgo su existencia.

anemona_coronaria_1

Para el caso de un ataque de roya y mildiu, se puede recurrir al uso de fungicidas comerciales basados en Zineb, un compuesto organosulfurado muy efectivo contra este tipo de enfermedades. Para proteger a la anémona coronaria del ataque de la antractnosis, es recomendable emplear el caldo bordelés o Mezcla de Burdeos, que también puede utilizarse contra el mildiu.

En todos los casos, es aconsejable eliminar las partes afectadas de la anémona coronaria para evitar la propagación de la enfermedad a otras ramas y tallos, o que la misma se traslade a otra planta.




Articulo por Ruben | Categorizado en Flores | 25-03-2014




Puede Interesarte



Busca en nuestro sitio



, , , , , , , , , ,


Deja tu comentario en Anémona Coronaria: Cultivo, riego y cuidados