» » Allamanda cathartica: Características, cultivo y cuidados

Allamanda cathartica: Características, cultivo y cuidados

0

Conocida popularmente en algunas zonas como “flor de mantequilla”, la Allamanda cathartica es una atractiva planta arbustiva siempreverde originaria de Brasil que suele cultivarse en exteriores para ornamentar muros o vallas y que también puede aprovecharse como planta de interior.

Se trata de una especie trepadora, con ramas leñosas y hojas de color verde brillante que se disponen en vertilicios y que pueden medir de 10 a 15 centímetros de largo por 3 a 5 centímetros de ancho. Por lo general, su floración tiene lugar durante el verano y la misma se presenta bajo la forma de abundantes flores en forma de embudo o trompeta constituidas por cinco pétalos de color amarillo vivo soldados entre ellos.

Allamanda cathartica: Características, cultivo y cuidados

allamanda1


En las regiones con climas tropicales y con un elevado nivel de humedad en el ambiente es posible que la floración y fructificación de la Allamanda cathartica se produzca durante todo el año. El fruto de esta planta se presenta como una cápsula elipsoide y levemente aplanada.

Como es una especie nativa de la Amazonia, esta planta no tolera las temperaturas bajo cero, por lo que en algunas zonas donde se registran heladas es recomendable cultivarlas en interior.

Ya sea que se críe bajo techo o en espacios abiertos, la Allamanda cathartica necesita estar expuesta a pleno sol para tener un crecimiento óptimo. Si se desea potenciar la floración en las plantas de interior, lo mejor es sacarlas al aire libre durante el verano, teniendo la precaución de reingresarlas en casa antes de que la temperatura descienda con la llegada de la noche.

En cuanto a sus requerimientos de suelo, los ejemplares de esta especie pueden desarrollarse sin problemas en cualquier mezcla de tierra de calidad, debiendo sólo tenerse la precaución de que el sustrato no sea alcalino.

La Allamanda cathartica puede reproducirse a partir de esquejes de 8 a 10 centímetros de largo cortados a principios de primavera y dejándolos arraigar en suelo húmedo.

Hablando de humedad, esta planta necesita ser sometida a un riego ligero, aplicando agua blanda con una frecuencia recomendada de dos a tres veces por semana. También es conveniente utilizar un humidificador de ambiente para aumentar la humedad en el aire alrededor de la planta.

Al llegar la temporada invernal, sobre todo en zonas templadas, es aconsejable reducir la frecuencia de riego de la Allamanda cathartica.

Allamanda cathartica: Abono y entutorado

Para asegurarse de que la planta crezca con más fuerza y tenga una mejor floración, se la puede alimentar cada dos semanas de primavera a otoño con un fertilizante líquido con alto contenido de fósforo diluido a la mitad.

allamanda2

Como sus tallos carecen de zarcillos u otros medios de sujeción, la Allamanda cathartica necesita apoyarse en un enrejado, entretejiendo sus flexibles tallos a través de la estructura.


Articulo por Ruben | Categorizado en Flores | 15-12-2015




Puede Interesarte



Busca en nuestro sitio



, , , , , , , , ,


Deja tu comentario en Allamanda cathartica: Características, cultivo y cuidados