» » Fertilizantes orgánicos: La mejor opción para abonar la tierra en invierno

Fertilizantes orgánicos: La mejor opción para abonar la tierra en invierno

2


La cercanía del invierno nos recuerda que, si bien en esa época la mayoría de nuestras plantas entran en un período de estado latente, sus raíces continúan creciendo y prosperando, por lo que resulta conveniente fertilizar el suelo con abonos de origen orgánico que no sólo ayuden a reponer nutrientes, sino que también eleven la temperatura de la tierra para contrarrestar los efectos de las heladas.

Compost (Kessner Photography)

Compost (Kessner Photography)

Fertilizantes orgánicos: La mejor opción para abonar la tierra en invierno

Los abonos orgánicos o biofertilizantes son los fertilizantes que provienen de diferentes fuentes naturales, como animales, desechos vegetales e incluso humanos, que se caracterizan por ayudar a que la tierra sea más sana y equilibrada.

Respecto de las ventajas que ofrece el abonado orgánico durante la temporada invernal, cabe recordar que ayudan a recuperar la materia orgánica del suelo y permiten la fijación de carbono en el suelo, además de mejorar la capacidad de los suelos arenosos para absorber agua y de ayudar a un mejor aireado de los suelos arcillosos.

También debe tenerse en cuenta que un abono orgánico bien tratado evita la degradación de la vida del suelo que suelen provocar los fertilizantes industriales o inorgánicos. La mayoría de los biofertilizantes ofrecen, además, el beneficio de la liberación lenta, lo que le permite poner sus sustancias nutritivas a disposición de las plantas de una forma paulatina y durante un período más o menos largo (tres meses o más), asegurando su mayor asimilación y evitando la sobresaturación del suelo con sales.

Existe una interesante variedad de abonos orgánicos, siendo los más comunes para su uso en jardines y macetas:

. Compost: Formado por desechos orgánicos (restos de comida, frutas y verduras, aserrín, cáscaras de huevo, restos de café, trozos de madera, poda de jardín, etc.), que se descomponen en forma controlada. Ayuda a restaurar el ecosistema microbiano del suelo y mejorar su estructura, y es muy económico porque puede producirse en casa.

. Humus de lombriz o Lombricompuesto:  Es el producto de la desomposición de materia orgánica que se realiza mediante el proceso digestivo de las lombrices. Tiene la particularidad de ser limpio, inodoro,  suave al tacto y con una elevada carga bacteriana y enzimática que lo convierte en un gran mejorador de las propiedades físicas del suelo (permeabilidad, retención de humedad, etc.)

. Estiércol: Es una mezcla de excrementos fermentados de animales (vacunos, equinos, ovinos, aves), junto con otros productos que sirven de cama (como la paja, por ejemplo).  Para jardinería, suele utilizarse una versión comercial del estiércol de caballo madurado al aire libre y formulado en gránulos.

estiercol




Articulo por Ruben | Categorizado en Fertilizantes y Suelos | 05-06-2013




Puede Interesarte



Busca en nuestro sitio



, , , , , , , , , , ,


(2) Comentarios

COMO NO TENGO SUFICIENTE TIERRA PARA RENOVAR, USO RESTOS ORGANICOS Y ESTIERCOL DE MIS PERROS QUE TAMBIE ES BUENO POR QUE COMEN ALIMENTO VALANCEADO NADA MAS

Solicito saber de la planta de palta y manon:

Si existen planta hembra y planta macho para poder dar el fruto, y solamente la planta hembra es el que da el fruto, eso correcto o solamente comentario.

Deja tu comentario en Fertilizantes orgánicos: La mejor opción para abonar la tierra en invierno