» » Fertilizantes Caseros para las Plantas II: Poso de Café, Malas Hierbas y Clavos Antiguos

Fertilizantes Caseros para las Plantas II: Poso de Café, Malas Hierbas y Clavos Antiguos

0


Como ya se ha visto en el post anterior, existen distintos productos caseros y económicos que pueden utilizarse como abono para mejorar la calidad de los suelos, beneficiando el crecimiento y aspecto general de las plantas en un jardín, huerto o maceta. Ya se habló de las cáscaras de huevo y de plátano, ahora es el turno de conocer otros recursos, como el poso o borra de café, las malas hierbas o malezas, y los clavos viejos.

cafe_2

Fertilizantes Caseros para las Plantas II: Poso de Café, Malas Hierbas y Clavos Antiguos

Poso o Borra de Café: Es un abono adecuado para el cultivo de especies vegetales acidófilas, como las gardenias, hortensias, rododendros, azaleas, ciclamenes, brezos, etc., que requieren suelos con un rango ácido, es decir, con pH bajo. En estos casos, la borra del café resulta de mucha utilidad para reducir el nivel de alcalinidad que pudiera tener la tierra, de forma que facilite el desarrollo de aquellos ejemplares.

La manera más habitual de preparar un fertilizante casero a base de la borra de café, se puede extraer la misma de la cafetera o recipiente donde se haya preparado la infusión y diluirla en un litro de agua. La solución debe dejarse reposar veinticuatro horas, y luego se la utiliza para regar las plantas con un pulverizador. Hay jardineros que prefieren aplicar el poso de café después de extraerlo de la cafetera y dejarlo secar bien.

ortiga_1

Malas Hierbas: Estas invasoras indeseadas de jardines y huertas también pueden convertirse en una importante fuente de nutrientes para las plantas. Podemos citar dos ejemplos: La ortiga puede aportar nitrógeno y hierro, mientras que del diente de león se puede aprovechar el calcio y el magnesio.

Para aprovechar estos y otros aportes, se debe colocar las malas hierbas sobre una tela en el interior de un balde, que luego se llena con agua y se tapa herméticamente para dejar fermentar su contenido durante al menos diez días, removiéndolo diariamente. Una transcurrido el tiempo indicado, se procede a colar los restos sólidos (con la ayuda de la tela), quedando el agua rica en nutrientes lista para regar.

clavo_1

Clavos Viejos: Los antiguos clavos de herraje también suelen constituir un buen producto casero para abonar las plantas, a las que pueden aportarle buenas dosis de hierro, ayudándolas a crecer más robustas y con hojas más verdes y brillantes. Debe tenerse bien en cuenta que los clavos modernos, por ser producto de aleaciones, no resultan útiles para este cometido.

El método para aprovechar el clavo de hierro como abono consiste en enterrarlo junto a las plantas,una práctica muy usada por nuestros abuelos. Sin embargo, en la actualidad muchas personas prefieren recurrir a soluciones comerciales que ofrecen resultados en corto plazo, como el quelato de hierro soluble en agua.




Articulo por Ruben | Categorizado en Fertilizantes y Suelos | 28-01-2014




Puede Interesarte



Busca en nuestro sitio



, , , , , , , , , , , ,


Deja tu comentario en Fertilizantes Caseros para las Plantas II: Poso de Café, Malas Hierbas y Clavos Antiguos