» » Fertilizantes caseros para las plantas: Alternativas variadas y económicas

Fertilizantes caseros para las plantas: Alternativas variadas y económicas

0


Quienes cultivan jardines o huertos en sus casas aspiran a que sus plantas crezcan y luzcan sanas y fuertes, y para lograrlo recurren principalmente a reforzar su nutrición mediante la incorporación de fertilizantes. Aunque existen varios productos que pueden adquirirse en los comercios especializados, hay personas que desean recurrir a abonos más naturales y económicos, que se obtienen mediante el uso de materiales orgánicos que pueden hallarse en cualquier hogar, como cáscaras de huevos o bananas, borra de café, e incluso las malas hierbas arrancadas del jardín.

platano_1

Fertilizantes caseros para las plantas: Alternativas variadas y económicas

Cáscara de Plátano: Antes de arrojarlos a la basura, se debe pensar en los beneficios que aportan estos desechos orgánicos a las plantas. La cáscara de plátano o banana se usa para abrillantar las hojas al frotarlas con ellas, o se puede enterrar en pequeños pedazos alrededor de los vegetales, para ahuyentar determinadas plagas.

Respecto de cómo aprovecharlas como fertilizante casero, se recomienda tomar las cáscaras de tres plátanos y hervirlas durante unos minutos en un litro de agua con dos cucharadas de azúcar. La infusión resultante debe dejarse enfriar y diluir, antes de ser aplicada a las plantas a través del riego.

Esta solución es muy rica en potasio, que se considera, junto con el nitrógeno, uno de los nutrientes más importantes para las plantas, sobre todo al momento de su floración y fructificación.

huevo_1

 

Cáscara de Huevo: La misma es rica en calcio, magnesio y potasio, por eso resulta un excelente nutriente para plantas, sobre todo si se trata de huevos de gallinas ponedoras comerciales, porque son alimentadas con raciones de un alto contenido de esos minerales. El abono casero en base a la cáscara de huevo puede obtenerse de dos maneras:

  1. Dejar reposar las cáscaras de cinco huevos en un litro de agua por un día, colar y usar el líquido para aplicar a las plantas una vez cada dos semanas. Esto aportará una buena dosis de calcio, que puede ser muy necesario en aquellos suelos con altos niveles de acidez.
  2. Elaborar harina, para ello se debe dejar secar las cáscaras a la sombra, para luego colocarlas en una bolsa y aplastarlas con las manos, con un palo de amasar o una botella. Los pedazos obtenidos se deben pulverizar mediante el uso de un mortero, una procesadora de alimentos o una licuadora, hasta convertirlos en una harina gruesa, que deberá guardarse en un recipiente cerrado herméticamente en un sitio oscuro y seco. La harina de cáscara de huevo se aplica en dosis de una cucharadita para las macetas pequeñas, y dos para los contenedores más grandes.

En un próximo post se mostrarán otras soluciones caseras que ayudan a aportar nutrientes a las plantas.




Articulo por Ruben | Categorizado en Fertilizantes y Suelos | 27-01-2014




Puede Interesarte



Busca en nuestro sitio



, , , , , , , , , ,


Deja tu comentario en Fertilizantes caseros para las plantas: Alternativas variadas y económicas