» » Cómo diseñar un xerojardín

Cómo diseñar un xerojardín

1


Un xerojardín es un concepto de jardinería nacido en los años 70 en Estados Unidos. Se trata de jardines donde no se utiliza mucho el agua y por lo tanto se plantan especies que no requieren de abundante agua. El prefijo “Xero” significa “seco” y como dijimos nace en Estados Unidos como consecuencia de graves sequías que azotaron la zona en los años 70.

Esta idea de jardín se fue esparciendo a diversos lugares del mundo, en especial de climas secos y desérticos y ahora ha llegado a lugares donde el agua es abundante pero se presenta como un tipo de jardín innovador y original.

Cómo diseñar un xerojardín

El xerojardín necesita una cuarta parte de lo que necesita un jardín convencional por lo que el ahorro del agua es ampliamente significativo. Además, este tipo de jardín tiene un sentido ecológico ya que aboga por un reducido uso de maquinaria, combustibles y demás procesos típicos del mantenimiento de un jardín.

¿Qué hay que tener en cuenta para diseñar un xerojardín?

Lo más importante es el diseño de la agrupación de las plantas. Se deben agrupar las especies dependiendo de la cantidad de agua que necesiten. No se puede poner una planta que necesite mucha agua junto con otra que no la necesite tanto. Podemos dividir nuestro jardín entonces en tres: la zona de bajo consumo de agua, donde irían plantas con poco consumo hídrico, la zona de medio consumo y la de alto consumo. O para reducir aún más el gasto de agua, se pueden hacer solo dos zonas: la de bajo consumo y la de medio consumo.

En el xerojardín es conveniente planta algunos tipos de árboles que funcionen como sombras para ciertos tipos de planta y por ende como protección contra el solo, pues la acción directa de este sobre las plantas puede deshidratarlas. Una vez que tenemos el diseño de nuestro xerojardín de acuerdo al tamaño y superficie del mismo hay que comenzar a trabajar el suelo.

Se debe medir el Ph y subirlo o bajarlo según resultados de mediciones. Además, hay que corroborar que el suelo cuente con los nutrientes necesarios por lo que tal vez sea necesario utilizar ciertos tipos de abonos o fertilizantes. También hay que verificar la salinidad del suelo y plantar especies que resistan este tipo de suelo. Para mejorar el suelo del xerojardín es útil contar con hidroretentores que son productos que se colocan en el suelo y absorben el agua de lluvia dejando el suelo húmedo por más tiempo.

¿Qué especies pueden utilizarse para plantar en el xerojardín?

Por citar solo algunas; Palmeras, Tamariscos, Ligustrines, plantas trepadoras, Alóe Vera, Acacias si se trata de árboles, entre otros.

El xerojardín es una alternativa muy interesante y tu casa quedará muy original.




Articulo por admin | Categorizado en Diseño Jardin, Fertilizantes y Suelos, Riego | 01-05-2012




Puede Interesarte



Busca en nuestro sitio



, , ,


(1) Comentarios

Es una opción para los balnearios de la costa atlántica, debido a la escasa lluvia y poca lenteja de agua dulce.

Deja tu comentario en Cómo diseñar un xerojardín