» » Plaguicidas y fungicidas ecológicos IV: dos fungicidas y un cebo para las hormigas

Plaguicidas y fungicidas ecológicos IV: dos fungicidas y un cebo para las hormigas

0


Hay muchísimos remedios caseros para combatir plagas en las plantas, plagas y hongos. Y, la verdad, pocas cosas hay más satisfactorias que ayudar a nuestras queridas plantas sin dañar el medioambiente y, por si fuera poco, ahorrando dinero. A continuación, dos recetas para erradicar los hongos que dañan el jardín, más un cebo muy fácil de hacer para terminar con las hormigas.

hojas de sauco y plagas

Plaguicidas y fungicidas ecológicos IV: dos fungicidas y un cebo para las hormigas

En primer lugar, vamos a usar manzanilla, rábano, cebollino, casuarina y saúco para hacer un fungicida que previene y elimina los puntos negros, el moho y el humedecimiento que provoca hongos. El fungicida se aplica mediante un spray o rociador.

Cómo preparar el fungicida casero de cinco ingredientes

Este líquido ecológico necesita en partes iguales flores de manzanilla, hojas de saúco, hojas de cebollino, hojas de casuarina y de rábano. El modo de preparación es sencillísimo, ya que sólo tienes que colocar todo en un recipiente y cubrirlo con agua. Después, el compuesto se hierve unos diez minutos y se deja reposar por media hora.

Cuando se enfríe, puedes agregar un agente humectante para mejor adherencia, como por ejemplo el jabón líquido o en polvo (una cucharada por litro); y puedes incorporar aceite de coco para que el fungicida se expanda eficazmente a las hojas.

Fungicida y pesticida con hojas de saúco

Si se te complica conseguir los ingredientes de la receta anterior, puedes reunir medio kilo de hojas de saúco y preparar un también altamente efectivo fungicida y pesticida. El saúco es bueno para ahuyentar de tus plantas a las orugas, los puntos negros, el pulgón y el trip. Además de las hojas, sólo deberás agregar 3 l de agua.

El tiempo de cocción de este fungicida ecológico es mayor que en otras recetas, ya que debes dejar hervir las hojas por media hora, agregando agua a medida que se evapora. Por supuesto, antes de usar debes colar.

Al igual que todas las recetas naturales para combatir plagas y hongos que hemos venido publicando, este compuesto se torna más eficaz si se le agrega jabón líquido o en polvo para mejor adherencia, y aceite de coco para mayor expansión en la superficie a reparar.

Cebo para hormigas con bórax

Atención, el bórax es muy tóxico para niños y animales, aunque no dañe el medioambiente por ser una sal natural. El cebo se coloca en un frasco con azúcar. Las hormigas, engañadas e impregnadas con este veneno, volverán a sus nidos como armas de destrucción masiva.

Para este compuesto se necesitan dos cucharadas de bórax, una taza de azúcar, un litro de agua, dos frascos de vidrio con tapa a rosca y algodón. Simplemente se mezcla todo en un frasco de vidrio y se agita hasta que los elementos se fusionaron y diluyeron. En un frasco más chico se coloca un algodón embebido en el cebo para hormigas. Este frasco pequeño debe ir bien cerrado pero con agujeros en la tapa. Luego, deberás colocarlo cerca de un foco de hormigas.




Articulo por Rocio | Categorizado en Control Plagas | 31-08-2015




Puede Interesarte



Busca en nuestro sitio



, , ,


Deja tu comentario en Plaguicidas y fungicidas ecológicos IV: dos fungicidas y un cebo para las hormigas