» » Hierbas aromáticas: la yerbanís (Tagetes lucida)

Hierbas aromáticas: la yerbanís (Tagetes lucida)

0


Conocida también como pericón, estragón mexicano o estragón de Texas, la yerbanís (Tagetes lucida) es una hierba nativa de México y Guatemala que sirve tanto para decorar un jardín de mariposas o una cama de flores, como para usarse en la cocina como un excelente sustituto del verdadero estragón francés en climas cálidos y húmedos donde éste disminuye en verano.

Esta integrante de la familia de las asteráceas es una planta perenne que crece hasta un máximo de entre 46 y 76 centímetros de alto. Dependiendo del tipo de suelo en el que se encuentre, puede desarrollarse de forma bastante vertical.

Hierbas aromáticas: la yerbanís (Tagetes lucida)

pericon2

La yerbanís posee hojas lineales a oblongas de aproximadamente 7,6 centímetros de largo, de color verde medio brillante, y son muy aromáticas.

Las hojas tienen un sabor similar al anís y se pueden utilizar en sopas, o para aderezar pescado, ensalada de pollo, y otros platos que requieran estragón.

A finales de la temporada veraniega tiene lugar la floración de la yerbanís, con grupos de pequeñas cabezas de flores de color amarillo dorado en los extremos de los tallos.

Cada cabeza floral mide alrededor de 1,3 centímetros y tiene entre 3 a 5 flores de rayos amarillos dorados. Las flores son hermafroditas (tienen órganos masculinos y femeninos) y son polinizadas por insectos.

Como se señaló previamente, la yerbanís suele cultivarse en jardines de mariposas y camas de flores, aunque también se la puede tener en macetas.

Esta hierba puede crecer y desarrollarse muy bien cuando se la ubica a pleno sol (aunque puede ser en semisombra), en suelo moderadamente fértil, suelto y bien drenado.

Crece bien tanto en suelos arcillosos pesados como en arenosos. Estas plantas en general no son muy resistentes al frío cuando se cultivan al aire libre en zonas donde predominan inviernos duros. Existen registros de ejemplares que han demostrado tener un límite de resistencia al frío cercano a los -5ºC.

La siembra de las semillas de la yerbanís tiene lugar en primavera, después de la última helada. En un jardín, se recomienda dejar un margen de separación de 45 centímetros entre cada planta. Habitualmente, la germinación tiene lugar dentro de las dos semanas siguientes.

Si las plántulas fueron desarrolladas en invernaderos, deberá esperarse a que sean lo suficientemente grandes como para poder manejarlas para su trasplante a macetas individuales antes de pasarlas a su lugar definitivo una vez terminadas las heladas.

Yerbanís (Tagetes lucida): Multiplicación

La reproducción de la yerbanís también puede llevarse adelante mediante estacas basales extraídas en primavera. Para ello se deben remover los brotes jóvenes cuando tengan entre 5 y 10 centímetros de altura, asegurándose de obtener la mayor parte posible del tallo subterráneo.

 

Los esquejes así obtenidos se colocan en una maceta y otro tipo de contenedor relleno con un sustrato arenoso, y se mantienen en un lugar ligeramente sombreado hasta que se formen las raíces, algo que suele tardar de 2 a 3 semanas.




Articulo por Ruben | Categorizado en Aromaticas | 27-12-2016




Puede Interesarte



Busca en nuestro sitio



, , , , , , , ,


Deja tu comentario en Hierbas aromáticas: la yerbanís (Tagetes lucida)