» » Olivo (Olea europaea): Características generales y requerimientos de suelo

Olivo (Olea europaea): Características generales y requerimientos de suelo

0


El olivo (Olea europaea) es un árbol o arbusto de la familia Oleaceae, nativa de la zona del Mediterráneo, Medio Oriente y África, que en la actualidad se cultiva en distintas zonas subtropicales del planeta, incluyendo Argentina, Arabia Saudita, Java, California y Bermuda.

Se trata de una planta de hoja perenne, que en su etapa madura puede medir hasta 15 metros de alto. Presenta copa ancha y tronco grueso y generalmente corto, con su corteza de color gris.

Olivo (Olea europaea): Características generales y requerimientos de suelo

El olivo tiene hojas opuestas de hasta 8 centímetros de largo (dependiendo de la variedad), con forma lanceolada con el ápice levemente agudo. Son de color verde grisáceo oscuro por el haz y más pálidas y densamente escamosas por el envés.

Las flores del olivo son hermafroditas, blancas y plumosas, que generalmente crecen  sobre la madera del año anterior, agrupadas en racimos que salen de las axilas de las hojas.

El fruto, conocido como oliva o aceituna, es una drupa suculenta y oleosa de 1 a 3 centímetros de largo, más delgada y más pequeña en plantas silvestres que en cultivares de huertos. Las aceitunas son cosechadas en la etapa de color verde a negro-púrpura, y cada una contiene una semilla comúnmente conocida como carozo.

El período de fructificación del olivo se produce generalmente entre septiembre y diciembre (Hemisferio Norte), y entre marzo y junio (Hemisferio Sur).

Existen cientos de cultivares de este árbol que se diferencian principalmente por su color, tamaño, forma y características de crecimiento, como así también por las cualidades del aceite de oliva que se obtiene de sus frutos.

Dado que algunos cultivares de olivo son autoestériles, por lo general se plantan en parejas con un único cultivar primario y una variedad secundaria seleccionada por su capacidad para fertilizar al primario. En los últimos tiempos, los esfuerzos se han dirigido a producir híbridos con cualidades tales como resistencia a enfermedades, crecimiento rápido y cultivos más grandes o más consistentes.

El  olivo  tiene  capacidad  de  vegetar  bajo diferentes  situaciones climáticas,  pero  sólo fructifica y produce en forma adecuada en ciertas y restringidas zonas geográficas, con características climáticas particularmente favorables  al  cultivo.

Dado su origen básicamente subtropical, la Olea europaea necesita crecer en zonas con climas templados-cálidos, con inviernos  suaves  y  veranos  largos,  cálidos y  secos.  Se desarrolla mejor con temperaturas  moderadas entre 10ºC y 30ºC. Es la especie subtropical más resistente al frío, siendo capaz de soportar temperaturas bajo cero en reposo vegetativo o letargo de invierno, aunque para ello necesita que los tejidos vegetales hayan endurecido lo suficiente por efecto de los fríos progresivos del otoño.

Olivo: Condiciones del suelo

Los suelos más apropiados para el cultivo de este árbol son los profundos y franco-arenosos hasta franco-arcillosos, ya que ofrecen una aireación y permeabilidad adecuadas para un buen crecimiento de las raíces, además de tener una mejor capacidad de drenaje.

Los valores de pH de suelo recomendables para el cultivo del olivo varían entre moderadamente ácidos (pH 5,5) a moderadamente alcalinos (pH 8,5), siendo óptimos aquellos cercanos a pH 7.

aceitunas

Para garantizar una mayor rendimiento de frutos, se recomienda que el sustrato de cultivo sea rico en nitrógeno, fósforo y potasio.




Articulo por Ruben | Categorizado en Arboles | 21-11-2016




Puede Interesarte



Busca en nuestro sitio



, , , , , ,


Deja tu comentario en Olivo (Olea europaea): Características generales y requerimientos de suelo