» » Árboles ornamentales: la Cica (Cycas revoluta)

Árboles ornamentales: la Cica (Cycas revoluta)

0

Originaria de las regiones tropicales de Asia, Oceanía y Madagascar, la Cica (Cycas revoluta) es considerada un verdadero fósil viviente que apareció sobre la tierra hace 400 millones de años y que aún embellece grandes jardines y otros espacios verdes en distintas partes del mundo.

Esta especie, también conocida como falsa palmera o palma de iglesia, tiene ejemplares machos y hembras. Es de crecimiento lento y en su etapa adulta puede alcanzar una altura máxima cercana a los dos metros.

Árboles ornamentales: la Cica (Cycas revoluta)

cica0

El tallo de este árbol es leñoso, simple, desvestido y carente de ramificaciones. Tiene un aspecto rugoso muy particular debido a que se encuentra cubierto por cicatrices foliares que dejan las hojas que se van perdiendo a medida que la planta crece.


Las hojas de la cica son pinnadas con las pinas rígidas de extremos no punzantes y dobladas, de color verde brillante por el haz y mate por el envés. Son de gran tamaño, llegando a medir hasta dos metros de largo, se encuentran reunidas en extremo apical, formando una cresta terminal.

En dicho extremo se encuentran las hojas carpelares de color ocre, recubiertas por un delgado indumento piloso, profundamente hendidas y llevan dos o más óvulos desnudos. Su reproducción es dioica, es decir, la planta femenina de la cica presenta en el extremo del tallo los megasporófilos, agrupados en conos redondeados que contienen las macrosporas. Por su parte, los conos masculinos, formados por los microsporófilos, tienen forma cilíndrica, son leñosos y de color castaño, y miden de 40 a 60 centímetros de longitud.

Las semillas de esta especie son de color rojo o naranja oscuro.

La cica se multiplica tanto por semillas como por hijuelos que se desarrollan en la base del tallo formando densas matas. El primer método de propagación es el menos utilizado a nivel hogareño, ya que el mismo es muy lento.

Se cultiva sobre todo en sitios semisombríos, ya que el sol directo puede causar el amarillamiento de sus hojas.

Los ejemplares de Cycas revoluta necesitan ambientes húmedos y cálidos con suelos profundos, bien drenados y enriquecidos con materia orgánica. Es conveniente cultivarlos en una mezcla en partes iguales de tierra de jardín, turba y arena silícea.

En zonas tropicales crecen y se desarrollan bien; en regiones más frías, en cambio, requieren ser ubicados en interiores, ya que no resisten las bajas temperaturas.

La plantación directa en plena tierra de la cica debe efectuarse durante las últimas etapas del invierno, mientras que el trasplante de una planta joven puede realizarse a fines de otoño.

Cycas revoluta: Necesidades de riego

En cuanto a las necesidades de agua de este árbol que es una verdadera reliquia viviente, se recomienda someterla a riegos moderados, ya que es importante evitar el exceso de agua que podría afectar negativamente la vida del espécimen.

cica1

Las hojas de la cica son utilizadas para decorar palmas u otros arreglos florales.


Articulo por Ruben | Categorizado en Arboles | 18-10-2016




Puede Interesarte



Busca en nuestro sitio



, , , , ,


Deja tu comentario en Árboles ornamentales: la Cica (Cycas revoluta)