» » Árboles ornamentales: El laurel de Alejandría (Calophyllum inophyllum)

Árboles ornamentales: El laurel de Alejandría (Calophyllum inophyllum)

0

Nativo de África del Este, India, la costa sur de Malasia y Australia, el laurel de Alejandría (Calophyllum inophyllum) es una especie de árbol cuyo follaje brillante y vistosas y perfumadas flores han ayudado a su expansión con fines ornamentales a todos los jardines y parques de las regiones cálidas del planeta.

Se trata de un gran árbol de baja ramificación y de crecimiento lento con una corona amplia e irregular que lo convierte en un espécimen apreciado para dar sombra o para constituir barreras protectoras contra el viento. Habitualmente alcanza de 10 a 20 metros de altura, aunque la mayoría de los ejemplares cultivados por el hombre no suele superar los 15 metros.

Árboles ornamentales: El laurel de Alejandría (Calophyllum inophyllum)

Foto: David Eickhoff.


Sus atractivas flores blancas aparecen sobre todo durante el verano, reunidas en cuatro a quince ejemplares en inflorescencias racimosas o paniculadas. En algunas zonas, la floración del laurel de Alejandría  (Calophyllum inophyllum) puede ocurrir durante todo el año, aunque se observan generalmente dos distintos períodos de floración, a finales de la primavera y en otoño. El fruto es una drupa verde que puede medir de 2 a 4 centímetros de diámetro y contiene una sola semilla grande. Cuando está madura, la fruta se arruga y su color varía de amarillo a marrón rojizo.

Debido a la dureza de su madera, este árbol ha sido utilizado para la construcción naval, sobre todo para la fabricación de mástiles y planchas. Este recurso también es muy apreciado para la producción de muebles finos.

A pesar de su belleza, es importante tener en cuenta que todas las partes de la hoja del laurel de Alejandría (Calophyllum inophyllum) son consideradas venenosas. Su fruto también puede ser tóxico para algunas especies animales, a tal punto que en algunos lugares se muele y se utiliza como cebo contra roedores.

Los árboles de esta especie pueden crecer y desarrollarse en variados tipos de suelos, como los arenosos costeros, los arcillosos, o incluso en los degradados.

El laurel de Alejandría (Calophyllum inophyllum) pueden cultivarse sólo en zonas libres de heladas, ya que muere con facilidad si se expone a temperaturas de congelación. Dada la dureza, peso y tamaño de su fruta, que cae del árbol cuando está madura, no conviene colocarlo en un área muy frecuentada por personas.

El laurel de Alejandría (Calophyllum inophyllum): Condiciones de temperatura y lluvias

Crece mejor en zonas donde las temperaturas durante el día se encuentran dentro de la gama de los 28 a 35 °C, aunque puede tolerar un rango de 10 a 42 °C . También prefiere una precipitación anual media que vaya de los 2.000 a 4.000 mm, pero puede adaptarse a zonas con regímenes con un promedio anual de lluvias de 750 a 5.000 mm.

Para una mayor producción de flores y un crecimiento saludable de todo el árbol, el laurel de Alejandría (Calophyllum inophyllum) requiere un lugar soleado y es muy agradecido si se cultiva en un sustrato con un pH 5,5 a 7.


Articulo por Ruben | Categorizado en Arboles | 05-12-2017




Puede Interesarte



Busca en nuestro sitio



, , , , ,


Deja tu comentario en Árboles ornamentales: El laurel de Alejandría (Calophyllum inophyllum)