» » Árboles ornamentales: El cerezo de jardín (Prunus cerasifera)

Árboles ornamentales: El cerezo de jardín (Prunus cerasifera)

1

El cerezo de jardín (Prunus cerasifera), también conocido como ciruelo-cerezo, es un llamativo árbol floreciente originario del sudeste de Europa y Asia occidental que se ha popularizado como especie ornamental en espacios verdes relativamente pequeños, gracias al atractivo de su follaje y floración.

Los ejemplares silvestres de esta especie de hoja caduca suelen crecer hasta alcanzar alrededor de los 10 metros de alto, y los colores  de su tallo, hojas y flores puede variar dependiendo de la variedad. Por ejemplo, la P. cerasifera Nigra se caracteriza  por su follaje intenso y profundo de color púrpura y sus tallos oscuros, casi negros, mientras que las hojas lucen un tono bronce al principio, tornándose a morado negro para terminar en un tojo anaranjado en otoño.

Árboles ornamentales: El cerezo de jardín (Prunus cerasifera)


Las flores del cerezo de jardín pueden ser blancas o rosa pálido, lo que las hace contrastar notablemente con las hojas y ramas oscuras, y por lo general miden alrededor de 2 centímetros de ancho, con cinco pétalos y numerosos estambres. El fruto, cuyo sabor y aspecto varía dependiendo del cultivar, consiste en una drupa comestible, de 2 a 3 centímetros de diámetro, que luce de color amarillo o rojo al madurar. Algunas variedades tienen frutos dulces que pueden consumirse frescos, mientras que otros son ácidos y son más aptos para la elaboración de mermeladas.

Estos pequeños árboles son autofértiles en su mayoría, aunque también existen variedades que pueden ser sometidos a la polinización. Las técnicas de propagación más utilizadas por el hombre para esta especie es por plantación de semilla o por esquejes.

En cuanto a las características del medio en el que se cultiva, el cerezo de jardín es capaz de crecer y desarrollarse sin dificultades en prácticamente todos los sustratos, aunque puede ofrecer mejores resultados en suelos ácidos, húmedos pero bien drenados. Sin embargo, no tolera un medio compactado o contaminado.

Esta especie necesita ubicarse en un lugar a pleno sol, algo importante si se desea jugar con los colores oscuros del follaje de la planta (las hojas se pondrán verdes si se cultiva a la sombra). También se recomienda que el sitio de plantación se encuentre lejos de los fuertes vientos, sobre todo para proteger las flores.

Generalmente, el cerezo de jardín puede plantarse durante cualquier época del año, pero siempre es conveniente consultar con un viverista local para informarse sobre el mejor momento para hacerlo teniendo en cuenta las condiciones ambientales climáticas propias de cada zona.

Riego del ciruelo de jardín (Prunus cerasifera)

En cuanto a sus necesidades de riego, si el pequeño árbol fue plantado en las estaciones cálidas del año, se debe regar bien durante los primeros meses. En cambio, si se siembra en otoño, no hará falta tanto riego.

Para esta labor también deben considerarse las condiciones particulares de cada región, ya que, por ejemplo, podrían registrarse períodos prolongados de calor y sequedad, lo que obligaría a aumentar la frecuencia o volumen del riego del cerezo del jardín.


Articulo por Ruben | Categorizado en Arboles | 24-04-2018




Puede Interesarte



Busca en nuestro sitio



, , , , ,


(1) Comentarios

Una consulta ya que no figura en la descripción del cerezo de jardín, puede soportar bajas temperaturas, particularmente nieve y grandes escarchas o hielo, ya que resido en Ushuaia y quisiera plantar alguno en mi terreno.
Gracias

Deja tu comentario en Árboles ornamentales: El cerezo de jardín (Prunus cerasifera)