» » Árboles ornamentales: El aliso gris (Alnus incana)

Árboles ornamentales: El aliso gris (Alnus incana)

0

Originario de los bosques y pantanos de las regiones más frías del hemisferio Norte, el aliso gris (Alnus incana) es una especie de abedul que incluye variedades muy apreciadas como árboles ornamentales gracias a sus cambios de aspecto en distintas épocas del año y a su facilidad de adaptación a diferentes tipos de suelos.

Se trata de un árbol pequeño o mediano, que puede desarrollar uno o varios troncos de corteza lisa gris y alcanzar una altura de entre 3 y 15 metros, dependiendo de la subespecie o de las condiciones ambientales del cultivo. Sus hojas pueden ser elípticas a redondeadas, con una punta que se estrecha, al menos ligeramente pubescentes, con márgenes doblemente dentados, De color verde mate en su parte superior y grisáceo en el inferior.

Árboles ornamentales: El aliso gris (Alnus incana)

Foto: Willow


Las flores del aliso gris son pequeñas, de color verde amarillento a amarillo. Las flores masculinas y femeninas se presentan en inflorescencias separadas, formando las primeras un amento colgante. mientras que los amentos femeninos son erectos, cilíndricos y rojos. Las flores femeninas carecen de perianto.

Algunas variedades comerciales de esta especie tienen un aspecto más llamativo que otros, tal es el caso del Alnus incana Aurea, también conocido como aliso de oro debido a la tonalidad amarillenta brillante de su corteza y al color dorado de sus hojas que combinan de una manera espectacular con los amentos de color rosa coral que aparecen en primavera y mantienen su color hasta el verano.

Todos los integrantes de esta especie acogen a una bacteria que favorece la fijación de nitrógeno debajo de la superficie del suelo lo que mejora la fertilidad del mismo y juega un rol importante en la sucesión ecológica. Este árbol crece en la mayoría de los sitios difíciles con suelos pobres y puede tolerar cierta sequía.

Para cultivar un aliso gris es importante eliminar todas las malas hierbas a un metro alrededor del hoyo en el que se hará la plantación, debiendo ser éste tan profundo como la masa radicular y aproximadamente 1,5 veces más ancho. Cavar un agujero con forma cuadrada servirá para estimular que las raíces crezcan rectas.

En cuanto a las características del sustrato, se recomienda usar una mezcla de un 50 por ciento de suelo original con un 50 por ciento de compost. Dicho medio se utiliza también para rellenar el agujero y se comprime con suavidad la tierra alrededor del árbol, teniendo cuidado de que la misma no tome contacto con el cuello.

Aliso gris (Alnus incana): Épocas de plantación

La mayoría de los alisos grises que se producen en contenedores pueden ser plantados durante cualquier época del año. Si la plantación se produce en tiempo seco, conviene regar regularmente durante los primeros meses. Lo mismo vale cuando la siembra tiene lugar durante la primavera y el verano.

Si se producen períodos largos de clima cálido o seco se recomienda aumentar el riego de los árboles más jóvenes. Si se lo va a plantar en otoño, puede que sólo necesite un poco de riego.

El Alnus incana Aurea puede mantener su atractivo incluso después de perder su follaje.

Una vez plantado, es importante mantener el área alrededor del aliso gris libre de malas hierbas y pasto al menos durante el primer par de estaciones de crecimiento, ya que plantean una dura competencia por los nutrientes presentes en el suelo.


Articulo por Ruben | Categorizado en Arboles | 25-01-2018




Puede Interesarte



Busca en nuestro sitio



, , , , ,


Deja tu comentario en Árboles ornamentales: El aliso gris (Alnus incana)