» » Árboles ornamentales: El abedul del Himalaya (Betula utilis var. jacquemontii)

Árboles ornamentales: El abedul del Himalaya (Betula utilis var. jacquemontii)

0

El abedul del Himalaya (Betula utilis var. jacquemontii) es un miembro de la familia de las Betulaceae, nativo, como su nombre lo indica, de la región de los Himalayas, donde su versión original crece en zonas de hasta 4.500 metros de altura. En la actualidad, esta variedad es muy apreciada por paisajistas de todo el mundo, quienes buscan aprovechar el atractivo visual de su corteza brillante y extremadamente blanca, que le da un toque especial a cualquier espacio en el que se cultive.

Cuando se cultiva en condiciones ambientales óptimas, este árbol de hoja caduca puede crecer hasta alcanzar alrededor de 20 metros de altura, aunque la mayoría suele medir entre 9 y 12 metros de alto por 6 a 7 metros de ancho. Posee una ramificación elegante y sus hojas son ovadas y opuestas, de 5 a 10 centímetros de largo, con márgenes dentados, ligeramente peludas y de color verde oscuro que se vuelve amarillo brillante durante el otoño antes de la caída de aquellas en invierno.

Árboles ornamentales: El abedul del Himalaya (Betula utilis var. jacquemontii)

Foto: Liné1


La floración del abedul del Himalaya tiene lugar en primavera, produciendo unos amentos macho cortos y caídos con una tonalidad marrón amarillenta, mientras que las flores femeninas verdosas se muestran en amentos verticales. Éstas últimas son las que dan paso a frutos en formas de cono que contienen numerosas semillas aladas.

Como se señaló en el primer párrafo, la corteza de este árbol es su principal punto de atracción. Ésta es delgada y de color marrón en los ejemplares más jóvenes, aunque cambia rápidamente a un blanco brillante como la nieve a medida que va madurando. Esta variedad tiene la particularidad de desarrollar dicha coloración antes que otros abedules de tallo blanco.

Abedul del Himalaya (Betula utilis var. jacquemontii)

El abedul del Himalaya es un árbol de elevada resistencia al frío, creciendo y desarrollándose mejor en climas donde predominan las bajas temperaturas y donde las zonas de las raíces suelen quedar cubiertas de nieve durante la temporada invernal, teniendo un menor rendimiento en regiones húmedas y cálidas.

La multiplicación de esta variedad de abedul puede hacerse a través de esquejes de madera blanda o por injertos. En ambos casos, la nueva planta prefiere una ubicación a pleno sol o sombra parcial, en suelo medio húmedo y bien drenado. En cuanto a la composición del mismo, este árbol tolera una amplia gama de sustratos, incluidos los arenosos o arcillosos, aunque siempre necesitará un nivel constante de humedad.

Por lo general, el abedul del Himalaya no necesita mucho trabajo de poda y, cuando ésta llega a ser necesaria, se recomienda llevarla a cabo durante la época de inactividad.


Articulo por Ruben | Categorizado en Arboles | 31-03-2018




Puede Interesarte



Busca en nuestro sitio



, , , , , ,


Deja tu comentario en Árboles ornamentales: El abedul del Himalaya (Betula utilis var. jacquemontii)