» » Principios básicos para cultivar plantas acuáticas

Principios básicos para cultivar plantas acuáticas

0


Los estanques y acuarios, cuando se encuentran bien diseñados y mantenidos, son un interesante recurso ornamental para ambientes exteriores e interiores, además de representar una fuente de paz y armonía en el hogar.

Para lograr que esto suceda, es importante planificar su ubicación, estructura y dimensiones, además de la selección y distribución de las especies vegetales y animales que poblarán el lugar.

Principios básicos para cultivar plantas acuáticas

Dependiendo de cuáles sean las características particulares de cada proyecto, existe una serie de principios básicos para cultivar con éxito las plantas acuáticas que deben tenerse en cuenta:

La temperatura:

Naturalmente, este factor cambiará según la naturaleza de la flora y fauna elegidas para el acuario o estanque. En base al mismo, se pueden distinguir tres tipos de ámbitos para las plantas acuáticas:

  • El acuario frío, cuya temperatura oscila entre los 5ºC y los 15ºC, resulta el más adecuado para plantas acuáticas de origen europeo y muchas de las especies subtropicales.
  • El acuario templado, oscila entre 15ºC y 18ºC. Es el tipo idóneo para las plantas acuáticas subtropicales y las originarias de las regiones templadas de América y Asia.
  • El acuario cálido o tropical, cuyos niveles de temperatura nunca descienden por debajo de los 18ºC y puede alcanzar más de 30ºC. La temperatura media en ese tipo de acuario es de 27ºC. Ese medio es el más apto para el cultivo de plantas acuáticas tropicales.

El Suelo:

Arena y tierra son casi siempre una buena combinación para cultivar plantas acuáticas con éxito. Las raíces de las especies de acuario o estanque suelen poseer un sistema radial, por lo que una capa de sustrato de 4 a 5 centímetros de espesor puede ser suficiente.

A pesar de la pobreza del suelo, si el acuario está bien equilibrado en fauna y flora las plantas crecerán sin dificultad. Debe tenerse en cuenta que el sustrato necesita ser renovado una vez por año para evitar que pierda su valor nutritivo.

Para los aficionados sin mucha experiencia en la materia se recomienda evitar en lo posible el uso de disoluciones minerales, ya que las proporciones a aplicar deben ser muy exactas y si no se cuenta con el conocimiento o la práctica necesaria se corre el peligro de que se quemen las hojas de las especies cultivadas.

La luz:

Desde hace mucho tiempo, la iluminación por fluorescencia era considerada la mejor solución para cultivar plantas acuáticas en acuarios o estanques interiores. Para ello se suelen usar los mismos tubos que se emplean en horticultura, combinándolos en ocasiones con las lámparas del tipo “luz de día”.

Estos dispositivos no desprenden calor, no queman las plantas y permiten un crecimiento natural.

Actualmente existen también sistemas de luces LED de bajo voltaje que hacen más eficiente el consumo de energía, pero que a su vez son lo suficientemente potentes como para iluminar un acuario sin añadir calor al medio.

Tanto los acuarios como las plantas acuáticas deben estar iluminados de 10 a 12 horas al día y permanecer a oscuras un mínimo de ocho horas.




Articulo por Ruben | Categorizado en Acuaticas | 16-03-2017




Puede Interesarte



Busca en nuestro sitio



, , , , , ,


Deja tu comentario en Principios básicos para cultivar plantas acuáticas