» » Plantas acuáticas: Nenúfar de Sri Lanka (Nymphaea nouchali)

Plantas acuáticas: Nenúfar de Sri Lanka (Nymphaea nouchali)

0

Se conoce como nenúfar de Sri Lanka (Nymphaea nouchali) a una planta acuática del género Nymphaea, originaria de  los cursos tranquilos de agua y los estanques en las regiones templadas del sur y el este de Asia, muy apreciada para ornamentar estanques y jardines gracias a sus atractivas flores y a su capacidad para crecer sin dificultades incluso en lugares con aguas contaminadas.

Los ejemplares de esta especie crecen a partir de rizomas o tubérculos con raíces bajo el agua. Las hojas son de forma ovalada a redonda, de 13 a 25 centímetros, con un sinus abierto en la base de la hoja, donde se une al peciolo. Las hojas pueden extenderse hasta los 1,4 o 1,5 metros de donde se encuentra arraigado el rizoma.

Plantas acuáticas: Nenúfar de Sri Lanka (Nymphaea nouchali)

Las flores del nenúfar de Sri Lanka, solitarias y hermafroditas, tienen poca fragancia, son de forma estrellada con 4 sépalos y de 10 a 16 pétalos, y miden entre 5 y 13 centímetros de diámetro. Aunque las hojas flotan en la superficie del agua, las flores se sostienen por lo general a 30 centímetros por encima del agua. Por lo general son de color azul pálido (aunque también pueden presentarse en rosa o blanco) con estambres y anteras amarillas.


Esta planta resulta ideal para acuarios, ya que sus anchas hojas de color pardo verdoso o marrón rojizo ayudan a romper la monotonía visual de tallos orientados verticalmente que son frecuentes en la mayoría de los estanques plantados.

Al igual que otras especies acuáticas similares, el nenúfar de Sri Lanka puede crecer rápidamente cuando se le proporcionan las condiciones óptimas. En general, estas plantas se beneficiarán del uso de una fuerte iluminación y del dióxido de carbono suplementario disuelto en el agua. Esas mejoras esenciales también contribuyen a que los especímenes desarrollen hojas perceptiblemente más grandes.

Esta especie puede ubicarse tanto en primer plano como al medio del contenedor de agua, aunque su colocación estética no es tan importante como cerciorarse de que esté recibiendo bastante luz dentro del acuario. También pueden usarse para crear un atractivo efecto visual de “oasis” cuando se usan como cultivos individuales independientes, recreando una imagen similar a las palmeras en el desierto.

Nenúfar de Sri Lanka (Nymphaea nouchali): Técnicas de multiplicación

El nenúfar de Sri Lanka puede multiplicarse a partir de semillas o divisiones de raíz. En el primer caso, suele requerir de tres a cuatro años para florecer.

La semilla se puede sembrar en primavera y en verano, en un suelo franco limpio sin ningún tipo de materia orgánica, cubierta ligeramente con tierra y luego se deja sumergida en agua poco profunda (no más de 2,5 centímetros), y se ubican en un lugar soleado. La germinación debería tomar de tres a cuatro semanas. Cuando aparecen las primeras dos o tres hojas flotantes la plántula debe ser recogida y plantada en recipientes individuales para ser sumergidas de nuevo en el agua.

El método más fácil de propagación del nenúfar de Sri Lanka es la división. Los especímenes cultivados en maceta son los más utilizados para esta técnica, pudiendo ser divididos justo antes de que comience un nuevo crecimiento en la primavera y plantados en el suelo fresco. Las raíces carnosas se cortan y se replantan inmediatamente en una mezcla de tierra fértil. Cada nueva planta debe tener al menos una yema en la punta del rizoma.


Articulo por Ruben | Categorizado en Acuaticas | 11-10-2017




Puede Interesarte



Busca en nuestro sitio



, , , , ,


Deja tu comentario en Plantas acuáticas: Nenúfar de Sri Lanka (Nymphaea nouchali)